Del mismo modo que ya ciertos profesores de lengua en Cataluña, viendo por si se fijan en ellos y los colocan en la rentable política de la zona en una de las naciones, reinos o repúblicas en la pluralidad incomprendida e incomprensible de los países catalanes a título particular y personal están diciéndole a sus alumnos que el español es un dialecto de la lengua madre el catalán, al pueblo que adulteró las patatas fritas, que las gorras las fabrica con la visera hacia atrás, a ese pueblo probablemente con el mayor índice de analfabetismo entre los pueblos actuales que se sientan delante de un televisor, por más intentos y dinero que reparta en Europa, nunca tendremos nada en común con ellos, porque nos separa, aparte del tremendo diferencial en temas de sabores y calidad culinarios, algo que no se puede allanar con matute político: la cultura.

“Todos los idiotas, los dementes, mendigos o personas que pudieran llegar a convertirse en una carga pública; las que padezcan de enfermedad repugnante grave o contagiosa, o por faltas que impliquen torpeza moral; los polígamos….” Un articulado dispuesto y rigiendo en las leyes Usa para el control de personas en sus democráticos, si tienes dinero, territorios, que, cuando le pusieron las férreas cadenas a Cuba por el año 1.900 pasado, le regalaron tal legislación de obligado cumplimiento a los cubanos para que rigiera en su isla, del mismo modo que España no dispuso nunca de recursos morales para civilizar ni imperial sobre ningún otro territorio, los Usa están de pleno incluidos en su tremenda incapacidad para ser país de países generando bienestar y justicia.

Un país que es capaz de legislar con la brutalidad reflejada en el capítulo trascrito, primero de su Ley de Extranjería, necesita mucho dinero por delante para, mediante la fórmula de “al león carne” y si no te la comes te zampo un tiro en la cabeza, gozar de la excelente opinión pública que goza hasta en el más apartado rincón del mundo donde no falta nunca la coca-cola.

Tal poderío de opinión favorable de un sistema que es probable que sepa engañar más y mejor que el Vaticano, porque los Usa utiliza el miedo y el dinero, mientras el vaticano, que se sepa, solo utiliza el miedo y del dinero no reparte ni un centavo; a la fuerza, mientras todo siga como hasta ahora, el imperio Usa logra y logrará cosas tan inverosímiles como que la Unión Europea no cuaje ni dando saltos.

Por proximidad territorial, por razón de continuidad geográfica que en el caso de los Usa y la atlánticidad no se da, la Rusia oriental a nosotros, es el camino lógico que señala el futuro, supuesto que la hispanidad, dependiendo como depende de un encabezamiento español, es pedirle cordura a un país alocado y solo pendiente del robo y el saqueo al fuerte aplauso de un pueblo español que ha elegido decididamente servir a los politicuchos de turno y no ser pueblo soberano nunca por nunca.

Del mismo modo que los nacionalismos españoles, siempre con el visto bueno del llamado gobierno central, están trabucando totalmente la historia a su modo y conveniencia, en la mayoría de los casos perulla y pueblerina, la historia con mayúscula de Europa de los últimos años, con el visto bueno de academias y académicos, no ponen reparos ningunos cuando se manifiesta reiteradamente y hasta con contundencia que al fascismo vaticano-italo-alemán lo vencieron únicamente las tropas usas, y de las rusas solo se habla de ellas cuando se quiere hablar de un ejército violador y mala gente, y tal y como lo define todo la propaganda pro gringa, en la parte oriental europea no había fascistas y todo fue un mero paseo militar primaveral  para las tropas rusas llegar hasta Berlín.

Tanta desinformación constante, diaria, machacona, crea, hasta sin necesidad posterior de emplear dólares en origen en propaganda más allá de los vigilantes en los medios de gran audiencia, un cuerpo de voluntarios sin sueldo, adictos por cojones al sistema o se va a la calle, que mantienen un espejo que da una imagen distorsionada de una realidad que la refleja al dedillo la brutalidad e incultura Trump, un triunfador a subir, ya lo está, en los altares Usa.

Es prácticamente imposible encontrarse con una reflexión o con un tratado de historia en el que los rusos, el ejército ruso, o sus recursos, en lo que respecta a Europa últimamente, hayan servido con el tremendo y desinteresado gracejo, con la espontaneidad y el noble desinterés de nuestros más hermanos que aliados gringos, que nos han enseñado a como saben las chocolatinas, el gusto inacabable de los chicles, o el llevar la visera de la gorra hacia atrás, y, sobre todo, con crueldad el tanto tienes tanto vales del que se ha vuelto a empapar hasta las trancas una sociedad que los supervivientes a las dos grandes guerras intentaron dejar de lado, y mandar al carajo lo de armarse para la paz.

Aparte que gracias a la comida basura gringa sabemos que existen las tallas de más de una equis, poca gente sabe que nos calentamos con el gas ruso, que Ucrania sigue siendo el granero de Europa. Y si no fuera por la inmensa presencia del poderío ruso en recursos naturales, los grandes amigos, más hermanos que aliados, de los Usa, nos tendrían como tienen todo aquello que tocan: hecho un patio subversivo porque ya hace tiempo que descubrieron que siempre hay un “tiesto para una mierda”.

Y ellos tienen mierdas de sobra en su “ejemplar país”, que se quedó anclado en plena época de la esclavitud, y a Europa y a España le sobran los tiestos.

Salud y Felicidad. Juan Eladio Palmis

1 COMENTARIO

  1. LOS DE SIEMPRE

    Los que vivieron antes
    nunca pudieron acabar de contar,
    pero hubo un tiempo
    de mucho fusil y bala,
    que vivieron de lleno
    mis abuelos,
    y después
    lo intentaron con mi padre
    que intentó contármelo a bonico
    y se quedó a medias
    por falta de libertad de expresión.

    El hombre
    el hambre y sus miserias
    crecieron juntos,
    hermanados del temor,
    del silencio
    y la gran mentira.

    Y con la desidia,
    obús,
    fusil,
    funda de canana,
    desde cualquier rincón,
    siempre se levanta uno
    que se lo lleva todo
    a la casa del amante de la paz,
    y de la vida cotidiana,
    que no quiere más dios
    que el sol,
    la cosecha,
    y ver pasar el agua
    de boquera en boquera
    regando por igual
    al que es negro de noche
    y blanco por la mañana.

    Aquí en España,
    desde tiempos viejos,
    de atrás,
    la suerte que hemos tenido
    con tanto salvador de patrias
    como nos han nacido,
    es que los montes Pirineos,
    que antes nos separaban de Francia,
    nos unen ahora con Europa,
    si no,
    nuestra suerte de país,
    España junto solo con España,
    estaría echada.

Deja un comentario