“No tengo alma de mártir”, dijo la historiadora que dimitió de su cargo al frente de la cátedra al renunciar a asesorar al Consistorio en su Plan Integral de Memoria

  • Mirta Núñez ha sido una de los participantes en las jornadas sobre memoria histórica organizadas este sábado por la plataforma ciudadana Ganemos Madrid, integrada en la formación política Ahora Madrid que gobierna el Ayuntamiento de la capital.
  • Pero no renuncia a dar lecciones a los españoles: ” todavía hay pocas calles destinadas “a aquellos que de verdad lucharon por la libertad en España”, aseguró en su intervención ayer.

La ex directora de la Cátedra de Memoria Histórica de la Complutense Mirta Núñez, que renunció a este cargo tras los desencuentros con el Ayuntamiento de Madrid al tratar de asesorar en la aplicación de la Ley, ha denunciado hoy que sufrió un “ataque masivo“, pero recalca que no tiene “alma de mártir”.

“He sobrevivido a aquel ataque masivo que sufrí entre diciembre y enero. Fue doloroso, pero también ratificas amistades que estaban al lado cuando te encontrabas con esa artillería que no sé qué persona estuvo detrás, y como no tengo alma de mártir finalmente dimití”, ha declarado en el acto de hoy.

Tras su abandono, la socialista y abogada laboralista Francisca Sauquillo fue nombrada directora de la comisión que aplicará la Ley de memoria histórica en Madrid y que producirá modificaciones en el callejero, en virtud de un acuerdo suscrito entre el grupo municipal del PSOE-M y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena.

Con su elección hubo un cambio también en las competencias de memoria histórica, que pasó a asumir la Alcaldía en lugar del área de Cultura y Deportes que dirige la concejala Celia Mayer, procedente de Ganemos Madrid, que defendió el plan inicial sobre esta materia elaborado por su departamento.

Durante su intervención, Mirta Núñez ha criticado la supervivencia del franquismo en las mentalidades españolas que, a su juicio, “deja una huella muy grande en la sociedad” debido a su “estrategia del miedo y la represión”, que cree que todavía sigue vigente en asuntos como las fosas o los niños perdidos durante esta etapa.

Para ella, a estas estrategias se unen en la actualidad otras de “apatía, egoísmo e individualismo”, y ha puesto como ejemplo que todavía hay pocas calles destinadas “a aquellos que de verdad lucharon por la libertad en España”. También se ha referido a la sugerencia de Manuela Carmena de cambiar el nombre del Valle de los Caídos por el de Valle de la Paz.

“Eso es un error, es hacer nuestro uno de los baluartes del franquismo, debemos hacerle llegar la noticia de que eso está impregnado de propaganda franquista. Allí se profanaron tumbas de republicanos, es el Valle del Dolor”, ha sostenido.

Deja un comentario