Fallece turista canadiense en Cuba por insuficiencia médica

El esposo sobreviviente declara : ‘ en el hospital donde la ingresarontodo estaba oxidado, sin agua ni comida’


Barb Johnston, la turista que falleció en Canadá tras regresar de Cuba. (CBC NEWS)

La familia de una mujer de la provincia canadiense de Manitoba que enfermó en Cuba, y murió un día después de regresar a Canadá, está advirtiendo a los turistas de su país que se preparen para afrontar cualquier emergencia si deciden viajar a la Isla.

Barb Johnston, de 54 años, murió el 29 de diciembre después de todo un mes de enfermedad que se inició en Cuba, donde ella y su marido, John, habían viajado de vacaciones, informa CBC News.

Mientras estaba en Cayo de Santa María, el 26 de noviembre, la mujer mostró síntomas de resfriado, explicó su marido. Al empeorar se dirigieron al día siguiente a un centro médico.

“Los resorts para turistas son absolutamente bellos, las instalaciones son bonitas, las plazas hermosas”, señaló John. “Pero una vez entramos en el centro médico, fue un shock horrendo”.

“Estaba muy sucio, todo estaba oxidado, no había puertas por ningún lado, la gente parecía ir vestida con ropa de calle”.

Ese mismo día, la mujer canadiense fue transferida a otro centro, donde fue ingresada en terapia intensiva.

El hospital no tenía comida, ni agua ni baños públicos que funcionaran, explicó la familia. Hasta tal punto que el personal del hospital pidió a la familia que llevara algo de zumo de naranja y lo pusiera a través del tubo de alimentación de la paciente.

Pocos hablaban inglés en el hospital y obtener información fue difícil para el marido de la paciente.

“Era una atención médica muy básica”, dijo su hijo Riley, que es paramédico en Manitoba.

La mujer estuvo en un hospital cubano durante siete días. El marido tuvo que recurrir a familiares en Canadá para conocer qué tipo de condiciones necesitaba, hasta que decidió llevársela de la Isla mediante una ambulancia aérea hacia Estados Unidos, concretamente al Broward Medical Health Centre de Fort Lauderdale.

Los médicos cubanos no querían que se fuera, así que le pidieron al marido que firmara un papel conforme se iban sin el acuerdo de los doctores.

Durante 10 días en el centro de Florida la mujer experimentó mejoría hasta que volvió recaer. Poco antes de morir fue trasladada a  Canadá.

Los familiares creen que nunca descubrirán qué fue lo que causó la enfermedad a la mujer. Por ello avisan a los que quieran viajar a Cuba para que se preparen ante cualquier emergencia. Sobre todo que establezcan vías de comunicación con familiares porque incluso encontrar teléfonos públicos en la Isla es un problema.

Hispanista revivido.