Fernando García Casas: la dictadura va bien, gracias

El secretario de Estado subrayó hoy, en declaraciones a Efe, que Cuba y España son “socios” y sus “sociedades están muy próximas con un intensísimo entramado de relaciones bilaterales en las que hay que avanzar”.

(EFE).- El secretario de Estado español de Cooperación y para Iberoamérica, Fernando García Casas, entregó este lunes una invitación formal al canciller cubano, Bruno Rodríguez, para visitar España y dar un nuevo impulso a la relación entre dos países que “son socios” y cuyas sociedades “están muy próximas”.

García Casas, que inició hoy su primera visita oficial a la Isla en el cargo con una intensa agenda de dos días, se mostró confiado en que la visita de Rodríguez a Madrid abra la puerta a otras visitas de alto nivel en las dos direcciones y se entre en un “círculo virtuoso” que permita “hacer muchas cosas juntos”.

El secretario de Estado explicó que su visita a Cuba da continuidad a la reunión que el ministro de Exteriores cubano mantuvo el pasado 12 de diciembre en Bruselas con su homólogo español, Alfonso Dastis, tras la firma del acuerdo de diálogo político y cooperación Cuba-Unión Europea.

Tras ese encuentro, Dastis afirmó que es “perfectamente posible” que después de que el canciller cubano visite España, el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, pueda viajar a la Isla.

Dastis afirmó que es “perfectamente posible” que después de que el canciller cubano visite España, el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, pueda viajar a la Isla

El secretario de Estado subrayó hoy, en declaraciones a Efe, que Cuba y España son “socios” y sus “sociedades están muy próximas con un intensísimo entramado de relaciones bilaterales en las que hay que avanzar”.

García Casas recordó que hay ya más de 150.000 personas con la doble nacionalidad cubana y española, lo que confirma los estrechos lazos familiares, culturales e históricos que unen a las dos naciones.

Sobre la nueva relación de Cuba con los países europeos tras la firma del primer acuerdo bilateral que entierra la “posición común” -política que desde 1996 condicionaba el diálogo con la isla a una mayor apertura democrática-, García Casas señaló que España va a “apoyar y acompañar” en todo lo que sea necesario.

“España siempre ha sido un facilitador de la convergencia de los países latinoamericanos con la UE (…) Así ha ocurrido con el acuerdo UE-Mercosur, con el de México, con el de Centroamérica y con los países andinos. Es un papel normal, un papel habitual para España”, subrayó García Casas.

La “posición común” fue impulsada en el seno de la UE por España durante la presidencia de José María Aznar, del Partido Popular (centro derecha), la misma formación que gobierna ahora ese país con Mariano Rajoy como jefe del Ejecutivo.

La promoción de esa política europea por parte del Gobierno español de entonces abrió una etapa tensa en la relación de Cuba con España que se ha ido reconstruyendo los últimos años.

El secretario de Estado mantuvo hoy reuniones con altos funcionarios del Gobierno cubano, como el canciller Rodríguez, el vicecanciller Rogelio Sierra y el vicepresidente y ministro de Economía, Ricardo Cabrisas.

La agenda de García Casas también incluyó un encuentro con los dirigentes de la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba (AEEC), que aglutina a unas 230 firmas instaladas en la Isla, y una comida con representantes diplomáticos de la UE, Estados Unidos y países europeos.

“Entre los empresarios me ha agradado mucho la voluntad de permanecer aquí y en los dos lados he percibido la voluntad de ser socios para el desarrollo cubano”, indicó el diplomático español.

Fernando García: “Entre los empresarios me ha agradado mucho la voluntad de permanecer aquí y en los dos lados he percibido la voluntad de ser socios para el desarrollo cubano”

Mañana, martes, en el segundo día de su visita, el secretario para Iberoamérica se reunirá con representantes del mundo de la cultura como el escritor Leonardo Padura o el actor y director Jorge Perugorría, el viceministro del ramo Fernando Rojas, además de visitar el Instituto Superior de Arte.

También realizará un recorrido por La Habana Vieja, el casco histórico de la ciudad, con su historiador, Eusebio Leal, y se reunirá con representantes de la jerarquía católica de la isla, con el arzobispo de La Habana, Juan de la Caridad García, y el cardenal Jaime Ortega.

En mayo de 2016 visitó Cuba el entonces ministro en funciones de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, acompañado de la titular de Fomento, Ana Pastor.

Ambos se reunieron entonces con el presidente cubano, Raúl Castro, después de que el mandatario no recibiera a García-Margallo en una visita anterior en noviembre de 2014.

Pocos días antes de la visita de los dos ministros estuvo en la isla el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, para participar en el Comité Empresarial hispano-cubano.

Durante aquella visita se aprobó un plan de conversión de deuda por el que se dedicarán 415 millones de euros a proyectos en la isla, un mecanismo para incentivar las inversiones españolas. 

Hispanista revivido.