Fernando Ravsberg prueba las ‘dulzuras’ del régimen

Pero al que no quiere caldo se le dan dos tazas

fuente: Cartas desde Cuba

La campaña contra Cartas desde Cuba está llegando a extremos, la vicepresidenta de la Unión dePeriodistas (UPEC), Aixa Hevia, propone, en forma poco sutil, que el gobierno cubano me expulse del país porque mi periodismo molesta a los ciudadanos “decentes”.

“Parece que la manera de proceder de este “profesional” uruguayo comienza a incomodar a las personas decentes (…) cuando aparecen llamados en los espacios digitales a que saquen del país a alguien que constantemente se mimetiza como un camaleón”, escribió.

Aixa pasará a la historia por ser la única dirigente de una asociación de periodistas en el mundo que pide a las autoridades la expulsión de un colega. Busca silenciar Cartas desde Cuba, vano intento porque continuaríamos informando desde fuera de la isla.

En el blog de Silvio, Doris dice que “una vez más Ravsberg se convierte en el mensajero al que hay que matar por la mala noticia. Que me disculpen los estimados periodistas, pero el problema no es Ravsberg. El problema es que no acabamos de resolver las dificultades que tienen los medios informativos”.

Hevia también ataca la integridad de José Ramírez Pantoja, el colega despedido de Radio Holguín. Sin un solo argumento que la respalde pregunta “¿Será esta la manera en que Pantoja ha decidido para buscarse un historial que le permita cruzar hacia los medios de Miami? Fea manera, si esa fuera la causa”.

Aixa Hevia pasará a la historia por ser la única dirigente de una asociación de periodistas en el mundo que pide a las autoridades la expulsión de un colega

Aixa Hevia pasará a la historia por ser la única dirigente de una asociación de periodistas en el mundo que pide a las autoridades la expulsión de un colega

Feo es acusar a una persona sin pruebas y es doblemente feo viniendo de la vicepresidenta de la UPEC, asociación que debería defender los derechos de los periodistas. “Miente, miente, miente que algo quedará”, decía Joseph Goebbels y proponía “individualizar al adversario en un único enemigo”, en este caso nada mejor que vincularlo a Miami.

Los problemas de la prensa son profundos y arraigados, tanto que ya el Che advirtió sobre ellos. El cantautor Vicente Feliú acaba de publicar unas ideas del Comandante cubano-argentino, donde recomendaba no “esconder nuestros desaciertos para que no los vean. Eso no sería honrado ni sería revolucionario”.

En el libro “El Socialismo y el hombre nuevo”, el legendario guerrillero alertaba sobre la creación de una prensa parásita del poder. “No debemos crear asalariados dóciles al pensamiento oficial, ni becarios que vivan al amparo del presupuesto, ejerciendo una libertad entre comillas”, decía.

En 1980, el Presidente Raúl Castro pedía a los periodistas que ejerzan un rol crítico. Al finalizar el IV Congreso de la UPEC, “Raúl, desde su presidencia, sin usar el micrófono, conminaba, en un tono estimulador, a los presentes:“periodistas escriban críticas, el Partido los apoyará”.

Para lograr mi expulsión de Cuba podrían intentar acusarme de mercenario pero no recibo más dinero que el de mi salario. Cartas desde Cuba se mantiene con mis propios ingresos y ahorros, nadie más aporta un solo centavo, ni dentro ni fuera de la isla.

El Che Guevara en los años 60 advertía a los periodistas para que no fuéramos asalariados dóciles al pensamiento oficial

El Che Guevara en los años 60 advertía a los periodistas para que no fuéramos asalariados dóciles al pensamiento oficial

Tampoco pueden aducir que trabajo en “las perversas transnacionales de la información” porque hace más de 2 años dejé la BBC y desde entonces escribo para el periódico Público.es de España, que por cierto tiene una línea editorial plural pero de izquierdas.

Sin poder acusarme de mercenario ni de vendido se les complica el expediente pero Aixa lo resuelve fácilmente, pide mi expulsión porque no me entiende: “no entiendo las verdaderas intenciones del ex corresponsal de la BBC con tantas inexactitudes y gallos tapados”.

¿Por qué atacar a Fernando Ravsberg si el problema que se debería debatir es la sanción contra un periodista cubano? La respuesta nos la vuelve a dar Joseph Goebbels cuando recomienda que “si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.

No creo que sea un asunto personal, los extremistas llevan años tratando de frenar el desarrollo del nuevo periodismo que está naciendo, incluso dentro de los medios oficiales. Además de José, sé de otros 3 periodistas sancionados durante los últimos tiempos.

Bloquearon La Joven Cuba, acusan de “trabajo enemigo” a OnCuba y Progreso Semanal y arremeten contra los blogs de periodistas nacionales y extranjeros, sacándolos de las plataformas locales, dejándolos sin trabajo o pidiendo que se les expulse del país.

Temen que sigamos desarrollando un periodismo diferente, un periodismo responsable, serio, veraz, oportuno, atractivo, crítico y elogioso a la vez. Hecho desde y para Cuba, construido mayormente por jóvenes cubanos, muchos de ellos sin apenas recursos económicos.

Saben que una gran cantidad de personas nos leen y nos creen. Se dan cuenta de que en muy poco tiempo hemos ganado en credibilidad y sumado un número muy alto de lectores, de muchos lugares y de todas las edades, aunque sobre todo entre los jóvenes.

Parte del éxito de este nuevo periodismo se debe a que no aceptamos ser “asalariados dóciles al pensamiento oficial, ni becarios que vivan al amparo del presupuesto, ejerciendo una libertad entre comillas”.

Hispanista revivido.