Presentada en España como un ejemplo de democracia a imitar, la actitud del Ministerio del Interior despierta una intensa polémica

  • El escándalo no ha hecho más que empezar

El día 24 de julio la policía municipal Sandra Bertín, encargada de asegurar la seguridad en Niza, observando las cámaras de la ciudad francesa más vigilada con cámaras de vídeo, declaró a la cadena de información continua BFTV que el Ministerio del Interior la presionó para que indicara en su informe la presencia de policías nacionales “en ciertas posiciones”.

Ni tardo ni perezoso el Ministro del Interior presentó una denuncia por difamación contra la señora Bertín. Por si esto fuera poco, el Director de la policía a nivel nacional Jean-Marc Falcone, no sólo confirmó la versión de los hechos ocurridos en Niza de su Ministro de tutela, sino que anunció que también presentaría una denuncia contra la policía municipal.

Una página en Facebook ha sido creada para apoyar a la policía cuenta ya con casi 30 mil apoyos y muchas muestras de simpatía de personas anónimas que se lamentan por la falta de credibilidad de un ejecutivo cada vez más desacreditado ante la opinión pública.

“No puedo hacer un informe a partir de un vídeo, mencionando hechos que no se ven, no tiene ningún sentido. Tenemos cámaras instaladas, describimos lo que vemos, no se puede inventar nada”, declaró firme la policía ante las cámaras.

El abogado de la funcionaria aseguró que desde el lunes que todas las informaciones serían transmitidas a la fiscalía el lunes.

Otra curiosidad en este asunto es que la justicia ha ordenado a las autoridades de Niza el borrado de las imágenes del atentado, pretextando la utilización mal intencionada de las mismas por las redes terroristas”, informó Le Monde.

La maquinaria de desinformación se ha puesto en marcha pues ya esta mañana, a pesar de las afirmaciones de la funcionaria, quien el el video afirma haber hecho las indagaciones necesarias para conocer la identidad de la persona que exigía las modificaciones: ” me confirmó que trabajaba en la oficina del Ministerio”, la página digital de Europa 1, daba por falsas las palabras de la policía, titulando su artículo de la siguiente manera, No, la policía no habló con nadie que trabajara en las oficianas del Ministro

Deja un comentario