Fuiste tú, no fui yo

Como en la canción de Gloria Trevi, PP y PSOE se acusan de no haber querido reformar la LOREG

También se culpan mutuamente de no aprobar una ley ‘integral’ de nacionalidad como reclamaban colectivos de españoles en el extranjero

 

El primero en intervenir fue el secretario de Emigración del PSOE, Roberto Jiménez, quien afirmó que “estamos al final de una legislatura que se caracteriza por el incremento de ciudadanos, más de un millón que han salido de España”. En esta legislatura, añadió “podríamos haber resuelto el problema del voto rogado, oportunidad perdida, y también la de la nacionalidad de aquellas personas que quedaron fuera de la Ley de Memoria Histórica. Sin embargo no se hizo; habríamos estado dispuestos a llegar a un acuerdo en cuanto al voto rogado, no en el asunto de los alcaldes. Sin embargo el PP se negó. Jugó al todo, como las lentejas o lo tomas o lo dejas”.

Para la nueva legislatura dijo que “tenemos retos muy importantes, como la mencionada supresión del voto rogado. El nombre ya sólo es un insulto, rogar no es un término adecuado cuando se tiene un derecho inherente”. Otro de los retos, dijo es la nacionalidad para los casos excluidos, “nos hubiera gustado que a lo largo de esta legislatura todos los supuestos hubieran quedado resueltos. La ley de sefardíes hubiera sido una magnifica oportunidad. Sin embargo a última hora no se votó a favor. Los ciudadanos nos merecemos que nos digan la verdad y a la gente no se la torea”, afirmó. Jiménez quiso manifestar que “aprovechando la aprobación de la ley de sefardíes se podría haber planteado la reforma del Código Civil para aquellos supuestos que habían quedado fuera de la Ley de la Memoria Histórica. Sin embargo no hubo voluntad política. La nacionalidad para los excluidos se podrían haber logrado”, reiteró.

Como otras prioridades, Jiménez, señaló “un plan de retorno de talentos, la recuperación de derechos sociosanitarios, de los Centros, que se retome el aprendizaje del castellano en los Alces, la atención a retornados, ya que el tratamiento fiscal que han recibido es vejatorio y merecen un tratamiento más digno puesto que en la mayoría de las ocasiones no han sido responsables de los que les ha ocurrido”.

Por su parte el secretario ejecutivo del PP en el Exterior, Alfredo Prada, se refirió en su alocución al voto rogado señalando que él mismo ha mostrado en numerosas ocasiones su insatisfacción con el funcionamiento de la ley, “tengo que pedir perdón por haber apoyado esa ley, pero también pedir perdón por la incapacidad que hemos tenido en los últimos años para consensuar una reforma”.

Sin embargo explicó que han “ofrecido llegar a acuerdos a otros partidos políticos para reformar la Loreg y ha sido imposible. Y no hemos querido aplicar la mayoría absoluta. Podríamos haber reformado la Loreg y el alcalde de muchos municipios hubiera sido el que sacara más votos y estaríamos gobernando en muchos municipios.

Prada se comprometió a “incrementar los esfuerzos para suprimir el voto rogado y reiteró por segundo año consecutivo ante el Pleno que hay que explorar el voto electrónico como la fórmula de futuro para poder participar en en los procesos electorales”.

De cara a las próximas elecciones generales, Alfredo Prada, hizo un llamamiento al Consejo, un llamamiento dijo, “a la  responsabilidad  de los consejeros como representantes de la colectividad. Las elecciones están convocadas y desde hoy se puede solicitar el voto. Les invito a que desde mañana mismo hagan campaña para pedir que los españoles residentes en el exterior participen”.

Prada se refirió también a la nacionalidad para descendientes. En ese sentido dijo  “hay que distinguir entre la ley de nacionalidad de los sefardíes con la reforma del código civil que pide el colectivo. El tema de la ley de sefardíes es un tema de restitución histórica. Repara un error histórico de más de 500 años” Alfredo Prada pidió que se valore en el plano político que su grupo parlamentario haya presente una proposición no de ley para modificar los trámites del código civil para que los hijos de padres y madres españoles puedan ser también españoles”. Prada agregó que en su voluntad no está perjudicar ni discriminar a nadie desde un plano político, al contrario, si no que existe una rigidez legal que  lo impide”.

El secretario ejecutivo del PP en el Exterior, terminó diciendo que “este gobierno ha cumplido con los emigrantes, que en esta legislatura, que era la legislatura de la quiebra, del rescate, este gobierno ha sido generoso con la colectividad de españoles en el exterior. Un ejemplo son las pensiones. Si se nos hubiera rescatado, no se hubiera podido atender las necesidades socioeconómicas de los españoles en el exterior. Hemos apoyado también a los retornados, el gobierno tuvo la sensibilidad para reconocer y modificar en una disposición adicional que había que condonar los recargos a los intereses de aquellos retornados que no los habían pagado en tiempo y forma”.

Los consejeros fueron críticos con los representantes políticos en sus intervenciones especialmente en asuntos como el voto rogado y la ley de nacionalidad, y algunas voces se alzaron y se ahogaron con la emoción como fue el caso de Félix Barbero representante de FECEVE, quien dijo que “encontraron el consenso para reparar un error con los sefardíes y no encontraron el consenso para que nuestros propios hijos y nietos, españoles, no pueden serlo de pleno derecho. Nos sentimos discriminados”, dijo.

Hispanista revivido.