Grandes aspiraciones paraguayas

Paraguay aspira a ser “la fábrica de la región”, que puede hacerle competencia a China, gracias a su competitividad y a la estabilidad que ofrece, ya que los inversores en Paraguay trabajan en dólares y el retorno está garantizado

“Ha cambiado el paradigma del Paraguay que vive solamente de la agricultura y la ganadería” y “está comprobado que se puede trabajar en manufactura con los mismos estándares de precios y calidad que China”, afirma el ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite, en una entrevista con Efe.

“Uno de los pilares de nuestro desarrollo es la sustitución real por competitividad de lo que Brasil y Argentina importan de China”, explica el ministro, quien recuerda que estos dos países, los más grandes de Sudamérica y fronterizos con Paraguay, importan de China 85.000 millones de dólares y Paraguay les exporta solamente 12.000.

“Tenemos al lado un mercado gigante que está siendo abastecido por Asia y nosotros estamos comprobando que podemos ser tan competitivos como Asia”, afirma el responsable de Industria y Comercio de Paraguay, que hoy clausuró en Madrid una semana dedicada a mostrar en España el potencial de Paraguay.

No obstante, Leite resalta la importancia que tiene en la economía paraguaya la agricultura y la ganadería, y afirma que su país “empieza a asumir el rol de alimentador del mundo”.

El ministro recuerda el plan de desarrollo para Paraguay 2030-2040 puesto en marcha por el presidente Horacio Cartes, para lo que es fundamental la inversión en infraestructuras.

“Paraguay está invirtiendo cuatro veces más en infraestructuras que en los años anteriores a la administración Cartes, y necesitamos mantener ese ritmo en los próximos veinte años para poder llegar a unas infraestructuras que le den sostenibilidad a la misión del Paraguay 20-30”, dice.

Leite defiende la combinación de inversión extranjera directa con inversión nacional, que actualmente se sitúa en un 58 % y 42 % respectivamente, “un mix supersaludable”, dice, aunque reconoce que esta apertura al capital foráneo provoca debate en su país.

En este sentido, invita a España a invertir. “Si España quisiera ingresar con sus productos a Brasil y a Argentina, el lugar más conveniente para instalarse es sin duda Paraguay”, afirma.

“Va a tener cero problemas para ingresar y tiene incentivos para traer sus máquinas, mano de obra laboriosa, energía abundante a precios competitivos y encima va a poder entrar y salir sus divisas con cero problemas, algo que no tienen nuestros vecinos”, concluye.

El político paraguayo recuerda que el presidente Cartes tiene el compromiso de que la burocracia no sea un problema para que la gente pueda invertir en Paraguay, aunque es consciente de que la actual reducción de funcionarios es un asunto controvertido que va a ser un tema de campaña en las próximas elecciones presidenciales de 2018.

Respecto al nuevo ciclo de conversaciones que se ha abierto para llegar a un acuerdo de asociación entre Mercosur y la Unión Europea, Leite celebra que “nos sentamos a la mesa después de 2004”.

Además, se congratula de que ahora los cuatro países fundadores de Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) “están en la misma línea”, después “de mucho tiempo”.

El ministro paraguayo reconoce que “la posición de Argentina, con la presidencia de Macri es totalmente diferente de la que había antes y la posición de Brasil en los últimos seis meses también se ha manifestado muy favorable al acuerdo con Europa.

Además, recuerda que Paraguay y Uruguay siempre han apostado por este acuerdo.

En cuanto a la crisis política y económica que vive Brasil, Leite expresa su deseo de que a Brasil le vaya bien, pero respecto a la crisis política, tras la destitución temporal de la presidenta Dilma Rousseff, considera que “son las instituciones y la democracia brasileñas las que deben solucionar los problemas de Brasil, sin injerencias de otros”.

Hispanista revivido.