Atenas, 20 may (PL) Grecia no podrá hacer frente al próximo pago del Fondo Monetario Internacional (FMI), según aseguró hoy el portavoz del grupo parlamentario del partido gubernamental Syriza, y la única solución se encuentra en cerrar antes un acuerdo con los acreedores internacionales.
Durante el próximo mes de junio Atenas deberá abonar al FMI mil 500 millones de euros en varias entregas, la primera de las cuales tendrá lugar el día 5.

Por tal motivo el gobierno griego está intentando alcanzar un acuerdo con los acreedores antes de acabar el presente mes, lo que permitiría al país recibir los 7 mil 200 millones de euros que restan del préstamo concedido en 2012.

El portavoz parlamentario, Nikos Filis, consideró que “las negociaciones están llegando a un punto crítico” puesto que los acreedores siguen insistiendo en recortar las pensiones y en eliminar derechos laborales, algo que el ejecutivo heleno no acepta.

“Si no hay acuerdo, no habrá nada de dinero”, dijo Filis, y aseguró que el gobierno pagará antes pensiones y salarios que las cantidades que adeuda al FMI.

Desde agosto de 2014 Grecia no recibió ninguna ayuda financiera e incluso el Banco Central Europeo impidió que el país se beneficiara de los programas de compra de bonos o del acceso a los mercados de deuda.

Deja un comentario