¿Los españoles fuimos emigrantes? No, los españoles SOMOS emigrantes. Los hemos vuelto a ser gracias a vuestra actitud y vuestros votos. Yo soy indiano, y desde luego, progres, nunca me habéis representado, ni he visto muestras de vuestra dizque solidaridad cuando por miles salíamos del país. No habléis de lo que no sabéis, tratando a los africanos como si fueran vuestras mascotas de cariño burgués.
Yo sé lo que es recibir la xenofobia en carne propia, así como no voy de mártir, porque así como hubo quien me llamó “blanco de mierda”, “gringo de mierda” o hasta “caribeño/colombiano de mierda” (confundiendo mi acento andaluz occidental), también recibí muchas muestras de apoyo y cariño. Como todo. Y qué decir de la familia que formé.
Ustedes, progres, no sois más que el acicate propagandístico simplón, tonto útil, de una nueva “revolución industrial” que busca vaciar países de jóvenes (véanse Argelia o Mali) para traer mano de obra barata. A imagen y semejanza del imperio británico y los esclavos del opio chino. Y sindicatos y patronal están de acuerdo. Y como si nada…
Estáis apoyando a una mafia institucionalizada que trafica con personas, hace ingeniería social al servicio de multimillonarios y encima recibe fondos públicos. Y ustedes fuisteis los que apoyasteis el salvaje derrocamiento del coronel Gadafi con vuestras revoluciones de chichinabo, con Obama y Sarkozy por bandera; coronel que, con sus muchos fallos, al menos nunca hizo pasar hambre a su pueblo, no como vuestros adorados Chávez, Castro y demás ladrones e inútiles de los cuales os habéis servido por toda nuestra América.
No sois capaces de sentir sensibilidad por vuestros paisanos y la vais a sentir por África. ¡Venga ya con el rollo!
No es nada “humanitario” trasladar un barco a la otra punta del Mediterráneo. No tiene sentido. Es un peligro y una irresponsabilidad. Y además, un efecto llamada hacia un país que, hasta hace un rato, por lo visto no tenía para pagar las pensiones a los viejos, o tampoco podía prometer el regreso de sus muchos emigrados. ¿Va tener para “acoger” a no sé cuántos africanos? Por cierto, ¿cuántos van para las mansiones de Pablo Iglesias o Manuela Carmena?
No es nada “humanitario” no acordarse de cómo los negros están siendo masacrados en Libia, por sospechosos de cristianos o gadafistas. ¿Dónde vuestro antirracismo de pacotilla?
¿Y qué hay del tráfico de personas turco, el país esclavista (históricamente, esclavistas de europeos, por cierto) por excelencia que tantos beneficios está sacando de la invasión terrorista de Siria?
No es nada “humanitario”, además, quedarse callados como putas cuando desde hace años el estado español le está negando la nacionalidad a los descendientes directos en América para regalársela a gente que nada tiene que ver con nuestra historia y cultura.
Sois tan hipócritas como esos que dicen ser proamericanos y proisraelíes. Los que invocan a sionistas y yanquis por la “seguridad mundial contra el islamismo” cuando son los principales aliados de Arabia Saudita y de todos los jeques de los petrodólares que financian el Estado Islámico y todos sus apéndices extendidos por medio mundo. Virus y antivirus. Para el que se lo crea, claro.
Por cierto, ¿por qué no se les exige a esos países árabes ricos, culpables de tantas guerras de sus vecinos, para acoger a millones de seres humanos víctimas directas de sus políticas?
Hipócritas todos. Nunca me habéis representado. Ni a mí ni a nadie que sepa lo que es emigrar.
Y sí, yo emigré voluntariamente, nadie me forzó; pero en ese momento, no tenía siquiera lo que le cuesta un pasaje a muchos que quieren cruzar por Asia o por África.
¡Ah! Y yo cumplí con la ley que estipulaba el país al que fui. No entiendo por qué las leyes siempre tenemos que cumplirlas los mismos. O sí…

Deja un comentario