Ya es hora de que los hispanistas se organicen

 

Por Paco Báez*

Si hay algo fundamental y necesario entre los hispanistas repartidos por todo el mundo es hacer un frente común a sus reivindicaciones, propuestas y proyectos, porque solo así con el paso del tiempo, se verán los frutos deseados por todos.

Llama la atención sin lugar a dudas la cantidad de grupos que a nivel mundial existen sobre hispanistas que abogan por conseguir los mismos objetivos, pero es lamentable no percibir una verdadera unión que haga de todos estos grupos un gran movimiento a nivel internacional.

Siempre hemos sabido que la unión hace la fuerza y hasta que no haya una verdadera unión, el hispanismo no será un movimiento fuerte con capacidad de influir en todos los estamentos necesarios para que nuestras voces sean tomadas más en cuenta de lo que lo han sido hasta ahora.

El Hispanismo ha de alzarse como uno de los movimientos más importantes a nivel mundial.

Tenemos todo lo necesario para conseguirlo: redes sociales, personas en todos los continentes y sobretodo, un proyecto común que debería plasmarse en un decálogo de propuestas y objetivos que nos lleve a seguir una ruta con el fin de conseguir la unión verdadera de los pueblos hispánicos y sus ciudadanos. El Hispanismo es grande por naturaleza y como tal ha de mostrarse al resto del mundo.

Hasta ahora, todos los movimientos se quedan simplemente en grupos dentro de las redes sociales y otros han dado pasos, llegando a tener influencias en medios de comunicación en algunas ocasiones, pero todo queda ahí. Ya es hora de que los hispanistas se organicen. Es hora de «coger al toro por los cuernos» y comenzar a fraguar un gran proyecto que nos lleve al éxito internacional allí donde haya un solo hispanista.

Las redes sociales deben servir para hacer llegar a todos los rincones del mundo nuestros propósitos e ideas, pero detrás de estas redes sociales debe haber un verdadero movimiento liderado por personas con el apoyo del resto.

Es fundamental crear una organización a nivel mundial con cargos electos, que organice actividades y que se reúnan, al menos, una vez al año en distintas ciudades por el mundo.

Nada es imposible y mucho menos nada debe ser imposible para un hispanista de corazón. En el sueño de todos está la unión y, por tanto, es hora de comenzar a hacer realidad nuestros sueños y anhelos.

Hispanistas del mundo, desde aquí hago un llamamiento a la unidad; a la verdadera unidad.

* Paco Báez es Columnista, Agitador mediático, Escritor.

Deja un comentario