El presidente francés, François Hollande, llegó a Bagdad este lunes para reunirse con el contingente militar de su país que asiste a las fuerzas iraquíes que combaten al grupo Estado Islámico (EI).

Hollande ha sido recibido por su homólogo iraquí, Fuad Masum, así como por el primer ministro, Haidar al Abadi, y el presidente del Parlamento, Salim al Yaburi, según informa Efe de fuentes francesas.

Hollande había viajado a Irak en 2014, en lo que constituye la única visita de un mandatario de la coalición liderada por Estados Unidos al país desde el inicio de las operaciones contra el grupo yihadista. Francia aporta a la coalición cerca de 500 soldados y unos de 30 aviones Rafale.

El presidente francés aterrizó un poco antes de las 04:30 h. en Bagdad, acompañado del ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian. Durante la visita de un día, Hollande visitará la región autónoma kurda, ubicada al norte de Irak.

En Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, el presidente galo se reunirá con el presidente de la región autónoma del Kurdistán iraquí, Masud Barzani, y pasará revista a las tropas francesas y a las kurdas “peshmergas”, además de hacer entrega de material médico y humanitario.

El Ejército iraquí y los “peshmergas” reanudaron el pasado jueves su ofensiva contra el EI en el interior de la ciudad de Mosul, donde las tropas entraron por primera vez a finales de noviembre, un mes después del inicio de las operaciones en la provincia de Nínive.

Esta nueva fase de la operación para arrebatar Mosul a los extremistas comenzó tras la llegada de refuerzos del Ejército y la policía a la capital de Nínive, para asegurar las zonas retomadas y permitir a las fuerzas antiterroristas concentrarse en recuperar nuevos sectores.

Francia es el segundo mayor socio de la coalición militar contra el EI, después de Estados Unidos. El operativo ha lanzado miles de bombardeos contra el grupo en Irak y Siria y ha aportado material militar a los combatientes iraquíes.

Deja un comentario