Reino Unido ha votado por abandonar la Unión Europea en el histórico referéndum celebrado este jueves, con un 51,9% de los apoyos para el Brexit, por un 48,1% de papeletas en favor de la permanencia

 

La decisión de los británicos desencadena una histórica caída de la libra esterlina y de los mercados bursátiles europeos, coloca a la Unión Europea ante un desafío sin precedentes y sume a Reino Unido en el territorio de los desconocido. Inglaterra y Gales apoyaron mayoritariamente la salida de la UE, mientras que Londres, Escocia e Irlanda del Norte optaron por la permanencia. Ante la crisis abierta en el país, el primer ministro, David Cameron, ha anunciado que dejará su puesto tras el congreso de su partido en octubre.

La histórica decisión, con una participación extraordinaria del 71,8% (30 millones de personas), lanza a Reino Unido al territorio de lo desconocido, hiere considerablemente el proyecto europeo e insufla aire en el movimiento contra el establishment político que lleva años creciendo en Europa. Se va la segunda economía de la Unión Europea, situando al club, al que los británicos pertenecen desde hace 43 años, ante un desafío sin precedentes. El reto, desde el lado británico, tendrá que ser asumido por otro jefe de Gobierno. David Cameron, en comparecencia desde Downing Street poco después de las ocho de la mañana, ha anunciado que dejará su puesto tras el congreso de su partido en octubre.

 

Deja un comentario