La presencia de las máximas autoridades diplomáticas acreditadas por el Reino de España en Cuba, ya se hace habitual en los acto que organizan las asociaciones españolas de Cuba

  • Hasta ahora no ha trascendido ningún reclamo oficial por los bienes embargados en 1959.

El pasado 5 de octubre, la pro castrista Federación de Sociedades Españolasde Cuba, entregó el premio ‘Cervantes’. Hasta antiguo Palacio del Centro Asturiano de La Habana, hoy sala de Arte Universal del Museo Nacional de Bellas Artes se personaron Juan Francisco Montalbán Carrasco, embajador de España en Cuba; Carlos Pérez-Desoy Fages, cónsul general de España; Guillermo Corral Van Dame, consejero Cultural de la Embajada de España y Susana Monis, de la Consejería de Empleo y Seguridad Social.

Como reconocimiento a su labor a favor del régimen la FSEC entregó a la Embajada de España en Cuba, su Consulado General, así como las Consejerías de Cultura y de Empleo y Seguridad Social, el ‘Reconocimiento Especial 60 Aniversario de la FSEC’ por haber mantenido “estrechas relaciones de trabajo con la federación” y por haber “brindado su valioso apoyo y colaboración en el desempeño de sus objetivos”.

Por la parte cubana y sin que a nadie le pareciera extraño, se encontraban presentes Julio R. Santamarina López, presidente de la FSEC; Jorge A. Gavilán Santana, del Órgano de Relaciones y Rubén A. Aldana Escalante, del Registro Provincial de Asociaciones, ambos funcionarios de la Dirección Provincial de Justicia, una  dependencia del Ministerio de Justicia del Gobierno cubano.

También asistieron, miembros de la Junta Directiva de la

FSEC; presidentes de federaciones y asociaciones miembros de la federación española; galardonados con el Reconocimiento Cervantes de años anteriores; directores y representantes de instituciones culturales vinculadas con la federación y sus asociaciones, e invitados en general.

Un premio que ya ha sido entregado 18 veces desde su creación

La Federación de Sociedades Españolas de Cuba (FSEC) instituyó este Reconocimiento el 12 de octubre de 1998 “para ser entregado a personas y/o instituciones que hayan alcanzado éxitos relevantes y adquirido méritos notables en los diversos campos del arte, la cultura, la ciencia, el deporte, y otros, o que se hayan destacado por su obra y/o por su accionar vital a favor del desarrollo, el acercamiento, la promoción, el mantenimiento y la consolidación de los lazos fraternales que unen a las culturas respectivas de los pueblos español y cubano”.

La solemne ceremonia estuvo enmarcada en las actividades por el nacimiento de Miguel de Cervantes Saavedra, de quien el pasado 29 de septiembre se conmemoró el 469 aniversario de su natalicio, así como el 60 aniversario de la FSEC, fundada oficialmente el 5 de octubre de 1956.

Acto patriótico

Una vez interpretados los himnos de Cuba y España, y presentadas las personalidades invitadas, fue presentado el jurado, integrado por Julio R. Santamarina López, presidente; Alberto E. Cartaya Velasco, secretario, y como vocales Ana M. Sierra Denis, Longinos Valdés Álvarez, Felipe Cid Domínguez y Raúl Parrado Iglesias. Todos con una amplia trayectoria y experiencia como directivos en las sociedades españolas.

Galardonados este año

El secretario del jurado, Alberto E. Cartaya Velasco, fue el encargado de dar lectura al Acta del jurado y a la Resolución correspondiente de la Federación y anunciar los ganadores del Reconocimiento ‘Miguel de Cervantes Saavedra’ de este año 2016 que son los siguientes:

Ana María Sierra Denis (La Habana 1958) Hija de emigrante asturiano. Médico Especialista en Higiene de los Alimentos y Nutrición. Trabajó durante dos años como cooperante médico en la República de Nicaragua. Posee la Medalla ‘Trabajador Internacionalista’ otorgado por el Consejo de Estado de la República de Cuba y la Distinción ‘Mario Muñoz Monroy’. Preside actualmente el Club Carreño de La Habana e integra la membresía de otras entidades asturianas. Es delegada en propiedad por su asociación ante la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba (FAAC) y ante la Federación de Sociedades Españolas de Cuba (FSEC) en la cual integró su Junta Directiva y se desempeñó como Secretaria Social. Se le otorga el reconocimiento “por su valiosa obra en la esfera de la salud, vinculada a las necesidades de las asociaciones asturianas y a su colectividad, así como por su destacada labor al frente del ‘Club Carreño de La Habana’ en pos de consolidar sus objetivos sociales”.

Carlos Ramón Velázquez Fernández (La Habana 1962) Museólogo especialista. Profesor de danzas españolas. Director del Espacio Barcelona-Habana de la Oficina del Historiador de la Ciudad (OHCH) y Director del ‘Esbart Dansaire’ de la Sociedad de Beneficencia de Naturales de Cataluña (SBNC). Desde pequeño estuvo vinculado a varias asociaciones culturales. Posee una amplia trayectoria en el campo de las danzas españolas, especialidad en la cual es un reconocido profesor y acentuado investigador, historiador, conferenciante y se ha desempeñado como jurado en diferentes concursos y festivales. Entre otras condecoraciones ostenta la ‘Distinción por la Cultura Nacional’. Se otorga el reconocimiento “por su amplia trayectoria como bailarín, profesor, coreógrafo y director, además de destacarse como museólogo, investigador y conferenciante. Una fecunda vida vinculada a las danzas españolas, la docencia y a fomentar la cultura y las mejores tradiciones en diversas entidades y asociaciones españolas”.

Nieves Argelia Alemany Aguilera (Santiago de Cuba 1940). Graduada de Magisterio, artista plástica, profesora de historia, dibujo y pintura. Licenciada en Ciencias Sociales y MSc. en Metodología de Intervención Comunitaria. Posee el título de ‘Asociada de Mérito’ del Centro Balear de Cuba. Desarrolló hasta el momento de su jubilación una amplia trayectoria laboral, social y política, fundamentalmente en la organización femenina cubana (FMC) tanto dentro como fuera de Cuba, ocupando asimismo importantes cargos de dirección en instituciones cubanas. Cumplió misión de colaboración en la República del Congo; fue diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular y representó al Parlamento Cubano en el Parlamento Latinoamericano. Posee numerosas ordenes; medallas y condecoraciones, entre ellas la Orden Ana Betancourt y las medallas ‘Trabajador Internacionalista’ y ‘Combatiente de la Producción y la Defensa’ otorgadas por el Consejo de Estado de la República de Cuba. A partir del año 2007 es miembro de la Junta Directiva del Centro Balear de Cuba, donde posteriormente fue elegida vicepresidenta, y a partir de 2001, presidenta. Se otorga el reconocimiento “por su destacada labor en la educación, y por su valiosa obra en pos de aglutinar y consolidar a la colectividad balear en nuestro País”.

Roberto Antonio Ogando Zas (La Habana 1939). Hijo de emigrante gallego. Contador y licenciado en Economía. Cursó estudios de cerámica; agronomía; pedagogía; turismo y Ciencias Jurídicas. Tuvo una amplia trayectoria laboral en diferentes instituciones del país, ocupando altos cargos de dirección estatales y políticos. Fue representante de Cuba en organizaciones iberoamericanas, ministro, diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular y presidente de su Asamblea Provincial en Las Tunas. Es presidente del Centro Unión Orensana de La Habana; delegado en propiedad por su asociación ante la Federación de Sociedades Gallegas de Cuba (FSGC) y ante la Federación de Sociedades Españolas de Cuba, (FSEC) siendo en ambas miembro de su Junta Directiva. Posee la Medalla de Honor de la Emigración en su Categoría de Oro, otorgada por el Gobierno de España. Se le otorga el reconocimiento “por su dedicación al trabajo asociativo y el empeño que dure la herencia cultural gallega, y su valiosa obra al frente del Centro Unión Orensana, lo cual ha sido reconocido por el estado español al otorgarle la más alta distinción dirigida a la emigración”.

Se leyó la síntesis biográfica de cada uno de los nominados, y un grupo de personalidades presentes hizo entrega de los reconocimientos.

En nombre de los galardonados habló Carlos Velázquez, quien agradeció a la FSEC por tan alto estímulo “que lleva el nombre de Miguel de Cervantes y Saavedra, el humanista profundo que nos legó ese espejo de nuestras vidas que es el Quijote (…) y es por eso fundamentalmente que estamos aquí, para testimoniar una parte de nuestra memoria histórica, a través de la visualización del fecundo trabajo de hombres y mujeres que desde las más sencillas, hasta las más encumbradas ocupaciones, cohesionaron y conformaron en el imaginario nacional, la identidad española en nuestra isla. A ello se le unió el cubano, no sólo a partir de la mezcla sanguínea, sino también de la espiritualidad que enriqueció y modeló una cultura con múltiples expresiones artísticas y culturales”.

Por su parte, el embajador español, Juan Francisco Montalbán, manifestó su “enhorabuena a los homenajeados (..). Es un reconocimiento doble -dijo- a su labor profesional muy meritoria, muy apegada, muy prolongada en el tiempo de todos los hoy homenajeados, y a esa labor de estrechamiento de los vínculos, de los lazos y de amistad con España. Que decir, lo habéis hecho muy bien”.

La pincelada cultural corrió a cargo del tenor Saeed Mohamed, acompañado del pianista Gabriel Chorens, ambos del Teatro Lírico Nacional, que interpretaron ‘Granadinas’; la Romanza de la zarzuela ‘La tabernera del puerto’ (Sorozabal) y ‘O sole mío’. La locución de la ceremonia estuvo a cargo de Raúl Isidrón. El cóctel-homenaje a los premiados se efectuó en el Café Baco del Museo Nacional de Bellas Artes. Los organizadores del acto agradecieron a la dirección y trabajadores del MNBA por las facilidades brindadas para el desarrollo exitoso del evento.

Deja un comentario