Investigador descubre masacre castrista olvidada

Se trata de la Masacre de agosto de 1962

  • Su posterior represión que acumuló unos 300 fusilamientos, entre ellos el de Ricardo Olmedo, uno de los sobrevivientes del asalto al Palacio Presidencial el 13 de marzo de 1957.

Por: Enrique del Risco

cha disparando

Una de las efemérides más desconocidas del calendario cubano es sin dudas la abortada conspiración del 30 de agosto de 1962. Su posterior represión que acumuló unos 300 fusilamientos, entre ellos el de Ricardo Olmedo, uno de los sobrevivientes del asalto al Palacio Presidencial el 13 de marzo de 1957.

Incluso en mi caso, graduado de Historia no supe nada de ella hasta un día en que trabajando en el archivo del cementerio Cristóbal Colón descubrí que en septiembre de 1962 se disparaba la cifra de entierros de fusilados. Una cifra bastante más alta que -por ejemplo- la de los fusilados en las vísperas y días subsiguientes de la invasión de Bahía de Cochinos.

Fusilamientos apenas disimulados en los libros de enterramientos por el eufemismo “choque traumático/ hemorragia interna”.

Fue en el exilio que a través de los testimonios de algunos de sus participantes me he podido llevar una idea de una de las conspiraciones más amplias de la historia cubana y una de sus represiones más brutales.

fusilamientos-2

Aquí el recuento por parte del ex-prisionero político Israel Abreu:


“El 30 de agosto de 1962 fue un día aciago para la nación cubana. Varias organizaciones lideradas por el Frente Anticomunista de Liberación bajo la dirección de Evelio Francisco Pérez Menéndez, conocido como Frank, y Jesús Faraldo se propusieron planear un alzamiento popular en La Habana y otras partes de la isla para lo cual contactaron con miembros de la Marina de Guerra, de la policía y algunos regimientos. Entre las organizaciones que tomaron parte en este intento se encontraban el Movimiento 30 de Noviembre, Unidad Revolucionaria, el Movimiento Montecristi, el MRR a través de Héctor Fabián, y varias otras. Pero la acción no llegó a producirse ya que el gobierno logró infiltrarla y la operación abortó. Alrededor de 400 personas fueron detenidas y más de 300 fueron fusiladas en lo que se conoce como la Masacre del 30 de Agosto. Evelio Francisco fue fusilado el 21 de septiembre de 1962.


Poco más tarde caería, también frente al Pelotón de Fusilamiento, Ricardo Olmedo, quien además era sobreviviente del ataque al Palacio Presidencial contra Batista el 13 de marzo de 1957.

Me detendré un tanto en el Movimiento 30 de Noviembre, por conocerlo más que a los otros ya que soy miembro del mismo desde su fundación en 1960. Entre los miembros del 30 que tomaron parte en la intentona del 30 de agosto de 1962 estaban Juan Carlos Montes de Oca y Tony Pons, de la Sección Militar, Manuel Fernández Granda, Coordinador Nacional del Sector Obrero, y algunos más cuyos nombres no recuerdo. Cuando eso yo estaba preso en Isla de Pinos. Entre los fusilados del 30 se encuentran Juan Carlos Montes de Oca, Luis Sánchez Carpente y Jesús Sierra.

Entre las muertes hay un caso extremadamente sensible. Se trata de Sara Rodríguez, madre de los conspiradores Carlos y Juan Salabarria quien fue detenida para obligarla a confesar el lugar donde se escondían sus hijos, pero antes de confesar se suicidó

Hispanista revivido.