Irán ha defendido su «cooperación estratégica» con Rusia para combatir «el terrorismo en Siria» en el seguno día de bombardeos rusos en Siria desde la base iraní de Hamedán

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional iraní, Alí Shamjaní, se expresó así en declaraciones recogidas por la agencia oficial iraní IRNA en las que aprovechó para explicar el uso de bases aéreas iraníes por bombarderos rusos para atacar posiciones en Siria que fue anunciado ayer por las autoridades de Moscú.

«La cooperación Teherán-Moscú en la lucha contra el terrorismo en Siria es estratégica, y por eso intercambiamos capacidades y potenciamos acciones en este campo», afirmó Shamjaní.

 Ayer, bombarderos rusos desplegados desde la base aérea de Hamedán, ubicada en el oeste de Irán y próxima a la frontera iraquí, atacaron posiciones de los yihadistas en Siria, el primer ataque de estas características que Rusia lanza desde la República Islámica.

Hoy bombarderos rusos Su-34 desplegados en la base aérea iraní de Hamadan atacaron por segundo día consecutivo posiciones del grupo terrorista Daesh en Siria y causaron la muerte de mas de 150 guerrilleros, informó el Ministerio de Defensa de Rusia.

«Como resultado del ataque fueron destruidos dos grandes campos de entrenamiento de los terroristas del Daesh junto a la ciudad de Deir Ez-Zor», afirmó un comunicado de esa cartera, que precisa que entre los guerrilleros muertos «había mercenarios». Los bombarderos contaron con el apoyo de cazas Su-35 desplegados en la base aérea siria de Jmeimim, situada en la provincia de Latakia, en el oeste de Siria.

«Después del cumplimiento exitoso de la misión todos los aviones regresaron a los aeródromos que se les sirven de base», subrayó la Defensa rusa.

Cooperación con Al Asad

«Como resultado de esta constructiva y prolongada cooperación entre Irán, Rusia y Siria, la situación se ha tornado muy dura para los terroristas, y este proceso continuará con nuevas y extendidas operaciones hasta su total aniquilación», añadió Shamjaní.

El secretario también añadió que estos ataques rusos, que cuentan con la autorización de Irak para sobrevolar su territorio, está teniendo en cuenta el uso de escudos humanos por parte de los terroristas y que «medidas adecuadas» se han tomado para evitar mayores bajas civiles.Teherán y Moscú son los principales aliados internacionales de Bachar al Asad y colaboran para sostener el régimen de Damasco en la guerra civil siria que golpea el país.

Así, Irán mantiene sobre el terreno numerosos «asesores militares»que combaten contra los rebeldes de la oposición moderada siria y los grupos yihadistas como el Daesh, al tiempo que Rusia mantiene desde septiembre de 2015 una campaña de bombardeos, que ha servido para apuntalar y reforzar al régimen.

No habrá transferencia de aviones a Irán

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, negó hoy que el uso por Rusia de la base aérea iraní de Hamadan para actuar en Siria suponga la venta o transferencia de aviones de combate a Irán.

«No hay ningún motivo para sospechar de que Rusia esté violando la resolución 2231 (del Consejo de Seguridad de la ONU). En este caso no se ha producido ni suministro, ni venta ni transferencia de aviones de combate a Irán», dijo Lavrov en rueda de prensa conjunta con su homólogo neozelandés, Murray McCulley. El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, expresó ayer su «preocupación» acerca de que el despliegue de la aviación rusa en Irán podría violar la resolución de la ONU, que prohíbe el suministro, venta y transferencia de aviones de combate a Teherán.

Deja un comentario