¡Jamás sin Carriles!

Cuba no devolverá a fugitivos estadounidenses. Pide primero la extradición de Luis Posada Carriles

 

Cuba alberga a decenas de estadounidenses buscados por la policía por cargos que van desde fraude médico a asesinatos cometidos en el nombre de movimientos revolucionarios negros y de Puerto Rico en los años setenta y ochenta

Dos estadounidenses que se huyeron a Cuba después de ser acusados de haber dado muerte a policías dijeron el viernes que funcionarios cubanos les aseguraron que no serán extraditados pese al mejoramiento de relaciones con Estados Unidos.

Charles Hill, un militante afro-estadounidense requerido por el asesinato en 1971 de un policía estatal de Nuevo México, dijo a la Associated Press que contactos en el gobierno cubano le aseguraron recientemente que no corría riesgo de extradición.

Nehanda Abiodun, otra militante afroestadounidense buscada por el robo a un vehículo blindado en el que dos policías y un guardia de seguridad murieron, dijo a la AP que hace poco le hicieron una promesa similar.

Estados Unidos y Cuba sostuvieron el mes pasado una segunda ronda de conversaciones sobre temas policiales dedicadas en parte a decidir la suerte de las decenas de fugitivos que residen en la isla.

Durante todo el tiempo del congelamiento de relaciones entre los dos países hubo muy poca cooperación sobre la materia.

Cuba alberga a decenas de estadounidenses buscados por la policía por cargos que van desde fraude médico a asesinatos cometidos en el nombre de movimientos revolucionarios negros y de Puerto Rico en los años setenta y ochenta.

La Habana ha pedido a Estados Unidos el retorno de varias personas, entre ellos Luis Posada Carriles, el presunto cerebro de una serie de ataques terroristas contra la Isla, incluido el ataque con bomba en 1976 a un avión cubano de pasajeros en el que murieron las 73 personas que iban a bordo.

Hispanista revivido.