Jean-Pierre Bel: ‘Las relaciones entre Francia y Cuba se basan en el respeto mutuo, la igualdad soberana y reciprocidad’

Las relaciones entre Francia y Cuba se basan en el respeto mutuo, la igualdad soberana y reciprocidad, aseveró el enviado especial del presidente galo para América Latina y el Caribe, Jean-Pierre Bel, en declaraciones divulgadas hoy.

Al comentar los diversos proyectos de cooperación bilateral, el alto funcionario gubernamental explicó que “tenemos un rol de acompañamiento basado en la voluntad cubana”, con iniciativas centradas en sectores como las infraestructuras, la energía y el turismo.

En entrevista divulgada este viernes en el sitio web de la publicación L’Humanité, Bel destacó la importancia de la visita a La Habana del presidente francés, François Hollande, así como del mandatario cubano, Raúl Castro, a París.

En referencia al viaje de Hollande, recordó que “nosotros tenemos relaciones históricas y culturales muy antiguas con América Latina, y particularmente con Cuba. Ese desplazamiento tradujo la voluntad del presidente de la República de reforzar las relaciones bilaterales entre los dos países”, dijo.

Bel se refirió a hechos importantes que marcan el acercamiento entre La Habana y París, como la renegociación de la deuda cubana y la apertura en la nación caribeña de una sede de la Agencia Francesa de Desarrollo.

Por otro lado, se refirió al bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene Estados Unidos contra Cuba, y lo consideró un escándalo.

“Esta situación es hoy incomprensible en un momento en que todas las partes hacen esfuerzos para resolver un diferendo que dura más medio siglo”, estimó.

De acuerdo con Bel, “si los Estados Unidos desean presentarse como un país que respeta los derechos humanos, debería ponerle fin. Imaginar que uno va a derrocar a un gobierno haciendo pasar hambre a su pueblo es a la vez inmoral, de una gran estupidez y de una tremenda ineficacia”.

El asesor presidencial visitó recientemente La Habana y allí fue condecorado con la Medalla de la Amistad, en reconocimiento a su trabajo a favor del estrechamiento de vínculos bilaterales.

Al comentar su amor por Cuba, Bel señaló que “cuando uno ama la historia, la política, la cultura y la música, entonces solo es posible amar a Cuba”.

Hispanista revivido.