Descuartiza el país, ponle tu sabia, tu amor y reármalo. Pon todas esas palabras en la guitarra y desanda; eso parece hacer Jorgito Kamankola

 

Con ese nombre barrial, con esa facha de rasta en la mirilla este tipo desgarbado sorprende, atolondra, seduce verso a verso.

Si no le creíste a Sugar Hill Gang o a Silvio quizá no le entiendas, porque este muchacho pone el nervio en la acera. Uno suspira muy hondo sus títulos y siente la grasa de la ciudad, el humo de la ciudad, las putas de la ciudad, la mierda, la miel, la mordida, el sudor y claro está las lágrimas.

Si la Nueva trova estaba cansada, moribunda en algunos platos este muchacho da un giro y muestra una posible tabla, un pasillo a donde llegarle a los de 20 o menos.

Aquí uno podría encontrarse la discordia de quienes afirman que tal cosa no existe ya, que se murió la Nueva Trova y yo no lo creo, primero los fundadores están vivos en su mayoría y siguen con los mismos presupuestos estéticos que les veo a estos muchachos como Jorgito kamankola , claro, este rastamilenial canta en su momento, como su momento.

Pero el asunto podría ir más allá porque este muchacho, ¿qué es? ¿Un trovador que rapea sus textos o un rapero con guitarra? Es de las dos cosas y ninguna, pero sin dudas atravesarse por una guitarra impone en Cuba esa esencia que viene de Sindo a Silvio.

Pues Jorge Lian o, como se hace llamar, Jorgito kamankola, nacido en el Cerro, ex utilero de Aceituna sin hueso tiene grabado un CD titulado Antes que lo prohíban, un disco en el que se escucha además a EME Alfonso y Samuel Águila, un fonograma de 2013 que pudo reproducir gracias a un Crowfounding y que lo ha presentado en muchas partes. Yo le he sentido descuartizar el país, ponerle su sabia, su amor y rearmarlo en la guitarra y me ha parecido hermoso, por eso escribo, porque creo debemos asomarnos a este muchacho que canta Conectado y respirando. Escuchémoslo que quiere comprarle un suspiro a la Habana, vamos, Antes que lo prohíban.

Del blog Cubatiene

Deja un comentario