José María Aznar se mostró hoy escéptico sobre el futuro en Cuba ante las nuevas relaciones con EE.UU

En un debate en Nueva York sobre la seguridad en Latinoamérica, Aznar señaló que él no “considera” que “los acuerdos diplomáticos recientes sean una señal de apertura política”.

“La verdadera transición a la democracia vendrá cuando existan en Cuba elecciones libres, libertad de expresión y no represión ni amenazas”, afirmó.

Aznar sostuvo que le parece “asombroso que en plena segunda década del siglo XXI, dos octogenarios manejen la situación en Cuba y que se hayan restablecido las relaciones con EE.UU. sin condiciones que se sepa”.

“Y que conste que yo siempre fui partidario de restablecer relaciones diplomáticas con Cuba. Nunca fui partidario del embargo, pero lo que no entiendo es que se pueda llegar a un reconocimiento internacional que se equipare casi a legitimar el régimen”, añadió.

La situación de Cuba fue comparada por el expresidente del Gobierno español con la de Venezuela, “con la diferencia que hace apenas unos años en Venezuela sí hubo democracia”, apuntó.

Aznar reclamó la liberación de políticos presos en Venezuela y la celebración de referéndum revocatorio del mandato de Nicolás Maduro antes de fin de este año.

El exdirigente del Partido Popular español (PP) dijo que hacía estas valoraciones “pensando en lo que ha sido parte fundamental” de su vida: “El compromiso con las libertades, la democracia y los derechos humanos”.

En la conferencia, titulada “El triángulo de seguridad: Colombia, Cuba y Venezuela”, también participaron el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro; el expresidente chileno Sebastián Piñera y el embajador de Colombia en EE.UU., Juan Carlos Pinzón.

Deja un comentario