Juan Francisco Montalbán Carrasco asiste a concierto de gaitas en La Habana

Jovellanos painted by Goya

Ambiente de fin de reino en La Habana. Esperemos que el nuevo embajador haga menos fiesta a la dictadura y obre obre por devolver a los españoles de Cuba, y a España, el lugar que les corresponde.

  • El pasado 20 de enero, y en presencia del embajador de España en Cuba, Juan Francisco Montalbán Carrasco, tuvo lugar la entrega del Reconocimiento Gaspar Melchor de Jovellanos correspondiente al año 2016.
  • La solemne ceremonia, a la que asistieron ciento cincuenta personas, tuvo como escenario el salón ‘Alejandro Casona’ de la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba (FAAC).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Reconocimiento Jovellanos es la máxima distinción que otorga la Federación Asturiana “a personalidades y/o instituciones que hayan tenido un importante desempeño en los campos de la cultura, el arte, la ciencia y el deporte en su relación con Asturias y Cuba” y su entrega anual es su actividad institucional más importante desde el año 1989. Es un momento de especial trascendencia para la comunidad, donde se reafirman cada año los lazos entrañables de hermandad y solidaridad entre los pueblos asturiano y cubano.

Una vez escuchados los himnos nacionales de Cuba y España, fueron presentadas las autoridades presentes, así como los miembros del jurado, integrado por Ma Asunción Álvarez Fernández, presidenta, Enrique Vigistaín Ravelo, secretario, y los vocales Berenice Fernández Riesgo, Ricardo P. Barnet Freixas y Nelson Fernández Arias, todos ellos veteranos directivos de las asociaciones asturianas y de la Federación.

En la presidencia se encontraba María A. Marcos Alonso, titular de la FAAC, y entre las personalidades invitadas estuvieron Francisco Martínez Torres, jefe de visados del Consulado General de España en La Habana; Julio Santamarina López, presidente de la Federación de Sociedades Españolas de Cuba (FSEC), un grupo de hermanitas de los Ancianos Desamparados; presidentes de federaciones, agrupaciones y entidades representativas de las comunidades autónomas españolas en Cuba; directivos y asociados de las 34 asociaciones que integran la FAAC y otros invitados.

Presentación de los galardonados

Se leyó una semblanza de Gaspar Melchor de Jovellanos en el año de su 273º aniversario y, seguidamente, la presidente del jurado leyó el acta de concesión del Reconocimiento Gaspar Melchor de Jovellanos correspondiente al año 2016 en su 29ª edición que en esta ocasión fue otorgado a Longinos Valdés Álvarez, Airam Suárez Viciana y Ana María Sierra Denis.

Longinos Valdés Álvarez nació en Belmonte de Miranda, Asturias, en 1945. Emigró a Cuba en 1952. En la Isla cursó estudios primarios, secundarios, de Comercio y universitarios, estos últimos, trabajando como maestro para ayudar al sostenimiento de su familia. Participó en la Campaña Nacional de Alfabetización en 1961. Se graduó como Ingeniero Agrónomo Pecuario por la Universidad de La Habana trabajando durante 45 años en el Ministerio de Agricultura, donde ocupó diversos cargos técnicos y responsabilidades a nivel nacional. Trabajó como cooperante en la República de Mozambique, siendo seleccionado posteriormente para impartir dos cursos de postgrado en Portugal. Ha recibido numerosos diplomas, reconocimientos y condecoraciones, entre ellas, la Medalla de la Alfabetización, Medalla XX Aniversario de las FAR, Medalla Trabajador Internacionalista, la distinción ‘Por más de 25 años en la Agricultura’, así como un diploma otorgado por el Gobierno de Mozambique.

Al llegar a Cuba con siete años, es asociado al Centro Asturiano de La Habana y posteriormente lo hace en la Sociedad Asturiana de Beneficencia, el Círculo Avilesino Cultural, el Club Belmontino de La Habana y el Club Allerano, entidades en las que siempre se destacó por su labor social. Actualmente es consejero titular del Consejo de Residentes Españoles (CRE), presidente del Club Allerano de La Habana y vicepresidente de la Junta Directiva de la FAAC. Se le otorgó el Reconocimiento Jovellanos “en atención al sostenido y eficaz trabajo en favor de nuestra institución y de la emigración asturiana y sus descendientes asentados en Cuba”.

Airam Suárez Viciana nació en La Habana en 1938 en el seno de una familia de emigrantes españoles, padre asturiano y madre cubana hija de españoles. Cursó los distintos niveles de enseñanza y al concluir el preuniversitario inició su vida laboral para contribuir al sustento familiar a la vez que se matriculó en el Instituto de Administración, filial de la Universidad de La Habana, donde se graduó como técnico de nivel medio superior en Administración.

Su vida laboral se caracterizó por la alta responsabilidad y eficiencia demostrada durante treinta y seis años en los distintos centros donde trabajó, siendo reconocida su labor con numerosos certificados, diplomas y medallas.

Su vida asociativa se inició desde niña en el Centro Asturiano de La Habana. En 1955 causó alta en la Sociedad Naturales del Concejo de Las Regueras, integrando a partir de 1974 su Junta Directiva y delegada en propiedad ante la Federación de Sociedades Españolas (FSEC) y la Federación de Asociaciones Asturianas (FAAC). También es socia del Círculo Avilesino y Cultural. Actualmente es la presidenta de la Sociedad Naturales del Concejo de Las Regueras y vicesecretaria de la Junta Directiva de la FAAC. Se le otorgó el Reconocimiento “en atención a la sostenida y eficaz labor desempeñada durante 60 años de vida asociativa”.

Ana María Sierra Denis nació en La Habana en 1958 en el seno de una familia de emigrantes, padre asturiano y hermana mayor nacida en Asturias. Es médico especialista en Higiene de los Alimentos y Nutrición. Fue cooperante durante dos años en la República de Nicaragua. Posee la Medalla ‘Trabajador Internacionalista’ otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba y la distinción ’Mario Muñoz Monroy’.

Actualmente preside el Club Carreño de La Habana e integra la membresía de otras cinco entidades asturianas, siendo delegada en propiedad por su asociación ante la Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba (FAAC) y ante la Federación de Sociedades Españolas de Cuba (FSEC) de la que fue su secretaria. En 2016 recibió el máximo galardón de la FSEC, el Reconocimiento ‘Miguel de Cervantes Saavedra’. Es vocal de la Junta Directiva de la FAAC y se le otorgó el Reconocimiento Jovellanos “en atención a la sostenida y eficaz labor desempeñada en nuestra institución, y en representación de la colectividad asturiana y su descendencia”.

Directivos de la Federación Asturiana e integrantes del jurado tuvieron a su cargo la lectura de las biografías de los galardonados y la entrega de los reconocimientos. Durante el acto fueron agasajadas la presidenta de la FAAC, María A. Marcos Alonso, y la primera bailarina, coreógrafa y directora de la compañía de danza española del mismo nombre, Irene Rodríguez.

En nombre de los premiados habló Longinos Valdés, quien dedicó sus palabras “a los que nos precedieron en el tiempo, asturianos y españoles, reconocidos o no por su labor, que hicieron posible que estuviéramos aquí un día como hoy”.

Actividad cultural

Alumnos de la Escuela de Gaitas de la FAAC interpretaron música tradicional asturiana mientras que la Escuela de Danzas de la Compañía Irene Rodríguez presentó un variado espectáculo con profesionalidad y maestría en la interpretación de números emblemáticos de autores españoles y cubanos. La locución y conducción del evento estuvo a cargo de Raúl Isidrón. La actividad concluyó con la entonación del himno asturiano y un brindis en honor a los premiados.

Hispanista revivido.