Cerca de 20 mil soldados norteamericanos llegan a la bahía pesquera de Daiquirí, a unas 18 millas de Santiago.

Desembarco en Siboney

La logística norteamericana dejó mucho que desear a lo largo de todo el conflicto. Buena prueba de ello fue la falta de previsión a la hora de acumular tropas en sus bases de Florida y de su transporte, con bagajes e impedimenta, hasta la zona de operaciones.

Las discrepancias entre el alto mando norteamericano eran evidentes, pues mientras la Armada era de la opinión de realizar un bombardeo naval sobre las baterías que protegían la entrada a la bahía de Santiago, La Socapa y El Morro, para destruirlas y poder acceder impunemente al puerto, el Ejército era más favorable a un desembarco y un avance en toda regla por tierra.

Al mismo tiempo, las fuerzas norteamericanas mantenían un primer contacto con Calixto García, jefe de los insurrectos en la zona, quien les puso al tanto de la situación de las fuerzas españolas y les recomendó, como lugar más apropiado para realizar el desembarco la localidad de Daiquirí, donde las fuerzas españolas se reducían a unos 300 hombres.

Las primeras acciones se realizaron para distraer a las fuerzas españolas y confundirlas sobre el verdadero lugar del desembarco.

El día 22 de junio, a las 09:00 horas de la mañana comenzaban los buques norteamericanos las operaciones de bombardeo de Cabañas, donde se simuló un desembarco para confundir a los defensores españoles, Siboney, Daiquirí y Aguadores, siendo tan sólo respondidos por la batería de La Socapa, que logró alcanzar al Texas, al que provocó algunas bajas.
Sin embargo, el lugar elegido fue Daiquirí, donde el bombardeo naval cesó pronto al ser informados por las fuerzas de Calixto de que las unidades españolas allí destacadas se habían retirado.

Durante el desembarco,reinó el más profundo caos hasta el punto de que los caballos y las mulas fueron arrojados al mar para que llegaran por sus propios medios a la playa, ahogándose muchos de ellos en el intento.

A las 10:00 de la mañana conseguían los norteamericanos colocar en tierra al primer hombre, y la falta de medios adecuados para realizar las operaciones de desembarco harían que al finalizar la jornada tan sólo 6.000 hombres se encontrasen en tierra.
Una vez en tierra, la primera medida que tomó el US. Army fue la de avanzar sobre Siboney, destacando para ello dos regimientos de la división Lawton, cuyas órdenes eran las de tomar el pueblo,
atrincherarse y esperar.

 

Para ver la batalla completa pulsa aquí:

 

[supsystic-gallery id=15 position=center]

 

 

Hispanista revivido.