La Agencia Francesa de Desarrollo inicia sus actividades en Cuba

Desde las visitas oficiales del presidente François Hollande a Cuba en mayo de 2015, a la que correspondió el mandatario Raúl Castro  en Francia en febrero de 2016, las relaciones bilaterales recibieron un impulso

La Habana, 27 ene (EFE).- La Cancillería de Cuba informó esta tarde que la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y su filial Propargo “han recibido luz verde” para comenzar sus actividades en la isla.
El inicio de estas, ha sido posible gracias a la entrada en vigor de un acuerdo entre los gobiernos de ambas naciones.
El acuerdo, fue firmado el pasado 20 de enero.
La AFD y Propargo, filial que presta financiación para proyectos del sector privado, habían firmado su acuerdo en La Habana el 29 de julio de 2016 con el fin de permitir a la Agencia Francesa ofrecer y proporcionar asistencia financiera y técnica en el país caribeño, “de conformidad con los objetivos de desarrollo económico, político y social de Cuba”, refiere el sitio oficial Cubaminrex.
Además explica que el objetivo del trato es “precisar las reglas aplicables al establecimiento y a las actividades” del Grupo AFD en Cuba, definiendo las condiciones “jurídicas, fiscales, financieras y cualquier otra” aplicable al régimen y a sus actividades en la isla.
La Agencia Francesa de Desarrollo abrió su oficina en La Habana el pasado noviembre durante la visita a la isla del secretario francés de Comercio Exterior y Turismo, Matthias Fekl.
Para su apertura, la AFD contó con un fondo de 500.000 euros para desarrollar proyectos de cooperación en Cuba, el primero de ellos en el sector ganadero de la provincia central de Camagüey.
Según indicó entonces el ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, además de ese proyecto dirigido a desarrollar un área estratégica para la isla que necesita incrementar la producción de alimentos, la colaboración con Francia incluye otras áreas como la construcción de infraestructuras y las energías renovables.
Desde las visitas oficiales del presidente François Hollande a Cuba en mayo de 2015, a la que correspondió el mandatario Raúl Castro  en Francia en febrero de 2016, las relaciones bilaterales recibieron un impulso del que ha resultado la firma de convenios de colaboración en áreas como las finanzas, el turismo, el comercio, la agricultura, el transporte y la ayuda al desarrollo.
Ello ha permitido también que importantes compañías francesas como Pernod-Ricard, Accor, Total, Alstom, Air France o Alcatel-Lucent, operen en la isla caribeña.

Hispanista revivido.