Madrid, 13 de agosto de 2017.

Querida Ofelia :

La donación surge con el objetivo de que la Biblioteca Nacional de España conserve parte de la obra del artista y la ponga a disposición de los investigadores. El archivo consta de más de 3.000 dibujos, la mayoría en blanco y negro a rotulador, publicados en el diario Ya, La Codorniz y en otros medios a través de la Agencia Logos; más de 100 dibujos en color y rotulador de su personaje Don Domingo y los dibujos originales que realizó para el libro Toros, toreros, etc. Tauromaquia para ajenos y profanos.

Emilio Dáneo Palacios, más conocido como Dátile -seudónimo que utilizó como humorista y caricaturista- nació en Barcelona en el año 1921. Pronto fue a vivir a Granada, donde pasó la Guerra Civil. Allí comenzó su carrera militar, llegando a ser Coronel del Ejército del Aire y Jefe de la Información y Relaciones Públicas del Cuartel General del Aire.

El humorista reflexiona así sobre sí mismo: “Realmente, Dátile tardó en nacer. Nunca sentí como vocación consciente el dedicarme a esta tarea. Pero ahora debo reconocer que siempre lo llevé dentro. […] Me gustaba dibujar; mejor dicho, tenía necesidad de hacerlo, pero nunca me han interesado mis propios dibujos […] Hacia el cincuenta y cinco, casado, cuatro hijos… cierta necesidad de pluriempleo para redondear el presupuesto… Esas fueron las circunstancias”.

En 1954 se decidió a intentar la aventura en el diario Ya, con la propuesta de Martín Vivaldi, redactor de dicho periódico. Bajo un seudónimo, para enmascarar su actividad, aparecieron sus primeras viñetas. Su comienzo en el periódico fue tímido, pero terminó con un espacio importante titulado “Ventana del día”. Un año después, sus viñetas llegaron a La Codorniz.

Su labor sería reconocida en 1969 por el Club Internacional de la Prensa, que le concedería el Premio del año. Su vida profesional, además, estuvo unida al ámbito literario. Fue director de la Revista de Aeronáutica y Astronáutica en la que dejó su huella, en la página “¿Sabías qué?” y con su último chiste gráfico. Su inquietud por divulgar la cultura aeronáutica y la historia de la aviación le llevaron a escribir Aviones militares españoles e Historia de la aviación española, ambos publicados por el Instituto de Historia y Cultura Aeronáuticas.

La Biblioteca Nacional de España agradece a los hijos de Emilio Dáneo Palacios, Loreto, María Teresa, María del Carmen y Juan Ignacio su gran conciencia social y su generosidad por esta donación que es, sin duda, un gran complemento para los fondos de su Departamento de Bellas Artes y Cartografía que cuenta ya con los archivos gráficos de Joan Guillén, Peridis, Chumy Chúmez, etc.

Un gran abrazo desde nuestra querida y culta Madrid,

Félix José Hernández.

Deja un comentario