LA CÉLEBRE CARTA AL PUEBLO DE CUBA DEL COMANDANTE PEDRO DÍAZ LANZ

París, 10 de noviembre de 2015.

Querida Ofelia:

El 21 de Octubre de 1959, el Comandante Pedro Luis Díaz Lanz ex jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), “bombardeo” La Habana con volantes en los que estaba impresa una carta abierta dirigida al pueblo de Cuba. En ella prevenía del peligro que representaba para nuestro país Fidel Castro, el cual se disponía a implantar un sistema comunista.

Aquí te reproduzco la célebre carta:

“Cada día que pasa aparece una nueva mentira para calumniar y vejar a quien por amor a la Patria y a la libertad, más que a su propia vida, una vez más renunció a todo. No creo que el pueblo de Cuba pueda jamás olvidar quiénes fueron Martí, Maceo, Máximo Gómez y todos aquellos gloriosos mambises, especialmente José Martí, ese cubano grande y generoso que predicó siempre amor y benevolencia para con el prójimo, quien ni para sus propios enemigos albergaba en su corazón odios ni rencores, luchando contra éstos en forma que lo enaltecía, con la frente enhiesta, con la verdad en los labios que brotaba de su corazón.

Pueblo de Cuba, este humilde cubano que jamás ha hecho otra cosa que defenderte, que luchar sin descanso, velando celosamente por tu libertad, sólo quiere hacer llegar a ti unas cuantas verdades que pueden ser puestas en la balanza de tu propio juicio y frente a las mentiras y calumnias de quien tanto esperas y tanto esperaba yo.

Debo puntualizarte primero que jamás he atacado a nadie en particular sino que he señalado y repudiado la infiltración y presencia de comunistas en el gobierno. Sólo por este hecho se me ha llamado traidor, desertor, cobarde, nepotista y se ha llegado al increíble cinismo de hacerme responsable de los últimos y lamentables accidentes de aviación acontecidos en Cuba. Se me ha tildado de incapacitado, sin embargo, el propio Fidel, el día que me acusó públicamente, reconoció que el 70% de las armas que se llevaron a ambos frentes las llevé yo… y hay ciertas personas que se atreven a publicar que yo renuncié a la jefatura de la FAR porque quería más dinero y porque no tenía méritos revolucionarios. ¿Entonces a quién debemos creer, a Fidel o a esa persona que lo desmiente?

Este humilde servidor del pueblo de Cuba, comenzó a trabajar dando pico y pala a la edad de 14 años mientras se costeaba sus estudios de mecánica de aviación; a los 18 años ya era mecánico y piloto y a los 20 años era piloto de una línea aérea. Raúl Castro me ha llamado “pepillito” y yo me pregunto cuándo ese señor se ha ganado el pan con el sudor de su frente. ¿Cuándo ha tenido “callos” en las manos de trabajar? En todo caso él era el “pepillito” que jamás ha mojado la tierra con su sudor.

Debo aclararte, pueblo de Cuba, que esas armas que llevé al Segundo Frente Frank País y a la Sierra Maestra, no lo hice por Raúl ni por Fidel. ¡Definitivamente NO! Lo hice por Cuba, lo hice por devolver a mi Patria las libertades perdidas, no para perpetuar el caudillismo. ¡No más jefes indios! ¡Hace falta conciencia ciudadana! ¡Cada hombre un voto! Con una Constitución que garantice y restablezca las libertades y los derechos humanos.

Pueblo de Cuba, yo no puedo ni podré jamás traicionarte. Yo me honro en ser descendiente directo de un hombre que todo lo dio por ti durante toda su vida, hasta el último segundo: José Martí. El tiempo te demostrará que yo soy un cubano bien nacido, que mi madre es una santa y mi padre, a quien también han calumniado llamándolo machadista, siendo él uno de los primeros oficiales de honor que se rebelaron contra el dictador Machado y quien en el año 1930 fuera condenado a dos años de prisión que cumplió, quien luchó siempre sin claudicar contra Batista, quien fue honrado y lo demuestra el hecho de que nada tiene hoy en día, excepto una conciencia muy limpia ante los ojos de Dios y una moral muy alta que los batistianos de antes y los pseudo revolucionarios de última hora pretenden mancillar con viles calumnias, es un hombre digno y decente.

Muchos se habrán preguntado qué me llevó a tomar la determinación de renunciar a mi cargo. Pues bien Uds. conocen y escuchan sobre las ideas y pensamientos izquierdistas de Fidel, Raúl, Guevara, etc., a través de la radio y la televisión. Uds. no han podido, como pude yo, escuchar de los propios labios de Fidel sus intenciones de introducir un sistema como el que existe en Rusia. En mi presencia en un vuelo de regreso de la Sierra Maestra escuché como Fidel conversaba con Núñez Jiménez, Alfredo Guevara y la Srta. Celia Sánchez, diciéndoles que él mantendría engañado al pueblo de Cuba y lo mantendría a su favor mientras ganaba tiempo con el objeto de organizarse militarmente para que cuando el pueblo comprendiera el engaño, poder dominarlo por la fuerza y que entonces mataría, si fuere necesario, no a un grupito sino a más de cuarenta mil personas para lograr sus propósitos. Yo juro ante Dios que esto es cierto y el tiempo se encargará de demostrarlo. Fidel se ha convertido en el nuevo dictador de Cuba. Un dictador que hace creer al pueblo que es éste el que manda. Sin embargo, que alguien se atreva a discrepar con su modo de pensar y entonces será tildado de contrarrevolucionario y hasta de batistiano y trujillista.

Pueblo de Cuba, ¿quieres comprobar si eres tú quien manda realmente en Cuba? Pídele a Fidel que elimine a todos los comunistas que ocupan cargos importantes en el Gobierno y en las Fuerzas Armadas y que convoque a elecciones. ¿Por qué no hacerlo si él puede ganar a través del voto casi todas las posiciones en el gobierno? ¿Sabes por qué Fidel no te aconseja esto? Sencillamente porque él quiere introducir en Cuba un nuevo sistema político-social que se llama comunismo. ¿Sabes por qué Fidel está destruyendo la Economía Nacional sin importarle un bledo el hambre y la miseria que el pueblo de Cuba pueda pasar? Porque pretende que todo pertenezca al Estado. En otras palabras, quiere implantar el sistema comunista en Cuba.

¡Fidel miente! Sí, miente vilmente y a mí me consta. Muchas veces lo oí en privado decir todo lo contrario de lo que decía al pueblo. Ejemplo: “¿Armas para qué?”. A espaldas del pueblo mientras pregonaba: “¿Armas para qué ?” compraba en Bélgica más de 50,000 fusiles, 22,000 Garands que llegaron de Italia, barcos de guerra en Alemania y aviones Hawker Hunters que está comprando en Inglaterra, todo lo cual importa más de treinta millones de dólares. Hay en Cuba actualmente más de 100,000 fusiles-ametralladoras, los tanques, barcos y cañones que tenía Batista y todavía se está comprando más. ¿Armas para qué Fidel? Esos treinta millones de dólares que son divisas también, extraídas del tesoro de un país lleno de niños hambrientos, bien pudieron invertirse en mejorar la economía nacional, abrir nuevas industrias, colegios, etc.

Quizás diga para justificarse que esas armas son para defender la Revolución “verde olivo” y negará que con sólo un puñado de armas y hombres nosotros conquistamos la victoria. ¿No le bastaba a Fidel las armas que tenía Batista para mantener su dictadura? Miente Fidel al decir que no hay comunistas en el gobierno. Esto no lo puede admitir aún pues las milicias juveniles no han sido debidamente adoctrinadas y entrenadas… Fidel no ataca de frente. Ataca como sólo los comunistas saben hacerlo. Como “buen camarada” utiliza el conocido sistema de destruir mediante difamaciones la reputación de quienes se le oponen, aunque para ello tenga que descender a utilizar la vil mentira y la calumnia, pues según los comunistas: el fin justifica los medios.

Para concluir, sólo quiero decirle al pueblo de Cuba que le pida a Dios que Fidel rectifique y que reconozca a tiempo todo lo daño que le está haciendo a Cuba. Que dé un paso definitivo hacia adelante, subsanando sus errores y cambiando su política. A ti Fidel, sólo te digo que recapacites. Tienes aún la oportunidad de hacerlo y de ser lo que en realidad nuestro pueblo cree ahora que eres. Pon en práctica nuestra Constitución democrática, no te ciegues ni te endioses. No dejes que la adulonería y el servilismo de quienes te rodean te impida ver la verdad. Renuncia a ser un dictador más en Cuba y una nueva decepción en las páginas de nuestra historia. No crees más odios entre los cubanos, respeta la sangre de nuestros mambises y la de nuestros compañeros que te dieron el poder y que no la derramaron para que ahora introduzcas el comunismo en Cuba conjuntamente con Raúl, el Ché, Núñez Jiménez, etc.

Con toda la gravedad y responsabilidad del caso te digo que si no te retractas y eliminas el comunismo, comenzaré a combatirte como combatí a Batista, Pedraza, Masferrer y demás camarilla enemigos de Cuba, porque tú, Fidel Castro Ruz, al igual que ellos, te has virado contra los altos destinos de nuestra Patria y has demostrado, con tu actuación indigna e hipócrita, ser el verdadero traidor de la legítima revolución. 21 de Octubre de 1959. Fdo. Comandante Pedro Luis Díaz Lanz, ex-jefe de las FAR”.

Pedro Díaz Lanz se suicidó en los EE.UU. el 26 de junio de 2008, tenía 81 años.

Como ya sueles hacer, te ruego que la hagas circular entre los amigos y parientes allá en San Cristóbal de La Habana,

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández

Foto: El Comandante Pedro Luis Díaz Lanz, Cuba, 1959.

Hispanista revivido.