La cloaca

Buenos días, Palmaris esperanzados, ilusionados e incluso optimistas

Parece ser que los planes
de las cloacas inmundas
tienen grietas profundas
que arruinan sus afanes.
Pedro cesa sus desmanes
y en Colombia la cloaca,
con su truoé demoniaca,
se ha dado tal revolcón,
que hasta Juanka, el muy cabrón
se ha tenido que hacer caca.

Salud y pronto para los convalecientes y buena ventura para los desventurados.

Nubes y claros en Valencia.

Sit tibi dies levis.