Buenos días, Palmaris depauperados, empobrecidos e incluso arruinados.

 

Esta abuelita es el lobo,
en Chamartín ha mordido
y todo el plan ha jodido
con un pretexto muy bobo.
Dice que ha evitado un robo,
cuando lo cierto es lo opuesto,
pues no han regado su tiesto
con copiosas comisiones
y no le han dado funciones
a su marido “arquitesto”.

 

Salud para la niña de Lewis Carroll

Nada de clima en Valencia.

Sit tibi dies levis.

Deja un comentario