La decimilla: Desnudos

Buenos días, Palmaris desnudos, desvestidos e incluso despojados.

Exhibir tetas y culos,
a vistas del personal,
son ganas de quedar mal,
sin honra ni disimulos.
Los resultados son nulos,
pues la líbido se espanta
en viendo a una suripanta
desvelando sus misterios
y te entran deseos serios
de taparla con la manta.

Salud y pronto para Ruth, Izaskun, Martín, Miguel y el gran Gandalf del Rif.

Muchas felicidades para Menchu Mendez Febles

Nada de clima en Valencia.

Sit tibi dies levis.