La decimilla: El lorito

Buenos días, Palmaris niños, infantes e incluso chavales.

 

Resultó muy inmoral,
cruel y norcoreano
el teleshow chabacano
con niños haciendo el mal.
Aleccionar a un chaval,
dándole preguntas hechas,
para lanzarlas cual flechas
a un político marrajo,
me parece lo más bajo
que se ha visto hasta estas fechas.

 

Salud y pronto para la niña de Lewis Carroll, para la hija de Ines, para Miguel y para el gran Gandalf del Rif.

Nada de clima en Valencia.

Sit tibi dies levis.

Hispanista revivido.