La decimilla: Los rojiblancos

Buenos días, Palmaris atléticos, rojiblancos e incluso colchoneros.

 

Siendo socio del Valencia,
aplaudo a los colchoneros,
esos valientes guerreros
que son “pupas” en su esencia.
Y deseo la presencia
del otro Madrí en Milán
para completar el plan
de ser los amos de Uropa,
y que se tienten la ropa
los de un mal club catalán.

 

Muchas felicidades para Manuel Mata Ventura.

Que vuelvan pronto y bien los compatriotas secuestrados.

Salud para la niña de Lewis Carroll.

Nada de clima en Valencia.

Sit tibi vita levis

Hispanista revivido.