La decimilla: El mundo del revés

Buenos días, Palmaris humillados, pisoteados e incluso escarnecidos.

 

Invitan al parlamento
a un asesino convicto
para que hable de un “conflicto”
que sólo es un falaz cuento.
Y silencian el lamento
de las víctimas dolidas,
que se lamen las heridas
con la cruel indiferencia
de a los que la violencia
no ha trastocado sus vidas.

 

 

Muchas felicidades a Nacho Rodríguez Márquez.

Salud para la niña de Lewis Carroll y pronta recuperación del gran Gandalf del Rif.

Nada de clima en Valencia.

Sit tibi dies levis