Decimilla: La fosa

Buenos días, Palmaris enmerdados, excrementados e incluso enguanecidos.

 

Sigue la mierda subiendo,
ya nos llega a la cintura
y no hay webos ni bravura
para irla combatiendo.
Ni con la que está cayendo
interrumpimos la siesta,
o suspendemos la fiesta
y veremos si, al final,
se rebela el personal
cuando le llegue a la testa.

 

Salud y pronto para la niña de Lewis Carroll, para la hija de Ines, para Miguel y para el gran Gandalf del Rif.

Nada de clima en Valencia.

Sit tibi dies levis.

Hispanista revivido.