El festival Musicabana está organizado por Fabien Pisani, hijo del músico Pablo Milanés; pero no habría posible sin las medidas de alivio al embargo introducidas por la vía ejecutiva por el Gobierno de Obama

  • El dúo de las cubanas-fransesas Ibeyi, que abrió el desfile de Chanel no habría sido posible si sus contactos personales.

 

chanel-ibeyi-karl-lagerfeld-exhibition-opening-cuba-2016-02Musicabana, el primer festival internacional de música organizado entre Cuba y Estados Unidos, se ha inaugurado hoy con actuaciones que se extenderán hasta el domingo. Entre ellas ya en esta primera jornada, se incluyen las del dúo franco-cubano Ibeyi, las hermanas Naomi y Lisa-Kaindé, el grupo de rumba Adonis and Osaín del Monte, o la del DJ francés Cedric Gervais.

Mientras que en la próxima jornada llegarán nombres aún más reconocidos como los Carlinhos Brown, Sean Paul, Pablo Milanés o Los Van Van. Estamos en realidad ante un intento del Gobierno cubano por convertir a la Isla en centro de turismo internacional aprovechando la nueva fase de apertura y de deshielo con EE.UU.

Así, hay que recordar que antes del festival Musicabana, en marzo, se celebró en la Isla, el concierto de Major Lazer y, más adelante, The Rolling Stones también celebraron un concierto histórico. Ahora, se introduce este evento para convertir a la Isla en centro de referencia de la música electrónica y la experimentación.

No en vano, la noche habanera ya se ha convertido en ese nuevo centro de referencia con la llegada de empresarios de Miami que no han dudado en invertir ante esta oportunidad. Y en paralelo a ellos lo están haciendo los artistas internacionales.

Sin ir más lejos, en estos mismso días, el rapero Kanye West, su esposa Kim Kardashian se han convirtido en las más recientes celebridades en visitar La Habana. Se unen así a una lista que incluye a las cantantes Rihanna y Katy Perry, entre otros.

El festival Musicabana está organizado por Fabien Pisani, hijo del músico Pablo Milanés; pero no habría posible sin las medidas de alivio al embargo introducidas por la vía ejecutiva por el Gobierno de Obama. Así, ha sido posible encontrar fórmulas de patrocinios corporativos y que el público estadounidense haya podido llegar a través de “paquetes de viaje”, una fórmula que formalmente convierte a los turistas en “visitas culturales” en sintonia con las restricciones aún vigentes.

Deja un comentario