La Iglesia advierte a las monjas Caram y Forcades: o política o religión

La primera fue llamada a capítulo por la nunciatura de la Santa Sede en España; la segunda se plantea la exclaustración.
Lucía Caram y Teresa Forcades | LD
Las monjas Lucía Caram y Teresa Forcades se plantean la exclaustración para poder seguir llevando a cabo sus intensas actividades mediáticas y políticas, según informa La Vanguardia.

La primera, monja dominica del convento de Santa Clara de Manresa, fue llamada a capítulo por la nunciatura de la Santa Sede en España y, el pasado viernes, recibida en el Vaticano por el secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, que supervisa la actividad de las órdenes religiosas.

Caram confirmó al diario catalán que recibió un apercibimiento verbal de la nunciatura, que considera poco compatible su constante exposición televisiva con los principios de la vida monástica.

Por su parte, Teresa Forcades, fundadora y miembro de la plataforma Procés Constituent, está dispuesta a abandonar temporalmente la vida religiosa para encabezar una candidatura rupturista de izquierdas en las elecciones catalanas del próximo 27 de septiembre. Forcades pertenece a la comunidad de monjas benedictinas del monasterio de Sant Benet, en Montserrat, bajo la jurisdicción del obispado de Sant Feliu de Llobregat, cuyo titular es Agustí Cortés.

Forcades ya explicó que podría “pedir un permiso al monasterio por un año, ampliable a dos (…) Ello significa que al cabo de un año o dos podría regresar a mi monasterio”.

La situación de ambas religiosas fue objeto hace unos meses de una deliberación reservada de los obispos de las diócesis catalanas, en una reunión de la Conferencia Episcopal Tarraconense. El organismo pidió a los obispos Casanova y Cortés que buscasen soluciones, aunque la deliberación no figuró en la comunicación pública de los temas que se trataron.

Libertad Digital

Hispanista revivido.