La izquierda sigue favorita… fuera de España

La introducción del ‘Voto rogado’ en 2011 ha aumentado exponencialmente los requisitos para que los emigrantes españoles, simpatizantes de P. Iglesias ejerzan su derecho

 

  • La principal consecuencia como se ha denunciado hasta la saciedad, ha sido una drástica caída en la participación del voto extranjero en los comicios celebrados en los últimos cinco años
  • Se ha producido un leve ascenso de la participación respecto a la registrada en los comicios del pasado diciembre
Fuente: El Confidencial
Fuente: El Confidencial

En los principales consulados de América, se registraron menos del 10% de solicitudes de voto. Fuera de Europa, estos países aglutinan las principales bolsas de españoles en el extranjero, fruto de la emigración de principios del siglo XX y el otorgamiento de la nacionalidad a las terceras generaciones en virtud de la Ley de Memoria Histórica.

En concreto, los consulados de Buenos Aires, Caracas y La Habana tienen más de 100.000 electores españoles inscritos. Sin embargo, el porcentaje de votos rogados el 20-J ha sido muy discreto, por ejemplo en La Habana fue 0.23%, o sea votaron 292, de un censo que cuenta con 121 694 españoles de Cuba.

El voto exterior en cifras clave

Tras las triquiñuelas concebidas de consuno por el Partido Popular y el Partido Socialista para evitar la “Marea Roja” exterior, las cifras hablan por sí mismas:

  • Personas con derecho a voto (censo electoral exterior) : 1.924.087
  • Personas que consiguieron ‘rogar’ el voto : 169.658 solicitudes
  • Sufragios efectivos : 120.777
  • Total de votos realizados: 119 837 (940 declaradas nulas)

Resultado: parecidos a la pasada cita del 20-D

  • Unidos Podemos 36.193 votos (30%)
  • Partido Popular obtuvo 34.275 (28%)
  • PSOE, el 16,6%
  • Ciudadanos 18.134 (15,1%).

Estos resultados se parecen bastante a los registrados hace seis meses. En las generales del 20 de diciembre de 2015 Podemos logró 23.908 sufragios que suponían el 26% del total y el PP 20.942, el 23,7%. Ahora, tanto los de la formación morada como los populares han logrado incrementar el apoyo y los de Rajoy consiguen reducir ligeramente la distancia. Es más, casi podría decirse que están en un empate técnico puesto que la diferencia es de tan solo 1,4 puntos porcentuales.

Por su parte, el Partido Socialista ha obtenido unos resultados similares a los logrado en diciembre ya que en aquella ocasión recibió el 16,8% de los sufragios y ahora ha conseguido el 16,6%. Ciudadanos ha bajado ligeramente pues hace seis meses consiguió el 16,3% de los votos por el 15,1% de respaldo en esta ocasión.

El PP ha conseguido vencer en ocho comunidades autónomas y en las ciudades autonómas de Ceuta y Melilla mientras que Unidos Podemos lo hizo en nueve. Así, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Galicia, Comunidad de Madrid, Región de Murcia, Comunidad Foral de Navarra, La Rioja, Ceuta y Melilla se han decantado por la formación que encabeza Mariano Rajoy mientras que Andalucía, Aragón, Islas Baleares, Islas Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana Extremadura y País Vasco lo han hecho por el partido de Pablo Iglesias.

Hay que destacar que se ha producido un leve ascenso de la participación respecto a la registrada en los comicios del pasado diciembre. De un censo de 1.924.087 personas se recibieron un total de 120.777 sufragios, lo que supone el 6,3%, más de un punto y media superior a la registrada en diciembre, cuando fue del 4,7%. Del total de papeletas, fueron declaradas nulas 940 por lo que el número de votos válidos sumó 119.837.

Por otro lado, hay que señalar que el 71,1% de quienes rogaron el voto ejercieron finalmente su derecho ya que de las 169.658 solicitudes de documentación aceptadas por la Oficina del Censo Electoral, 120.777 se convirtieron en sufragios.

Hispanista revivido.