Madrid, 5 de septiembre de 2017.

Querida Ofelia:

La librería de Luis de Usoz es la mejor colección de libros prohibidos reunida en la España del siglo XIX. El visitante verá las Biblias traducidas al castellano que no pudieron circular por la península. Entre ellas la Biblia del Oso a la que tantos comentarios ha dedicado Antonio Muñoz Molina. Folletos de propaganda de Lutero, libros de Calvino y Erasmo, la primera edición de la autobiografía de Blanco White impresa en Londres o los poemas de un esclavo cubano que fueron pieza importante de la propaganda antiesclavista.

Compañero de generación de Larra y Espronceda. Alumno de Lista en el Instituto de San Mateo durante el Trienio Liberal. Ateneísta de la primera hora en el Madrid de las guerras carlistas. Luis de Usoz es un romántico que consagra su vida a la libertad y focaliza esa idea en la recuperación de los protestantes españoles, con su Colección de Reformistas Antiguos Españoles, su apoyo al antiesclavismo y la recuperación de romances y otros ejemplos de literatura popular.

Su espíritu cuáquero y los riesgos que afronta con el contrabando y difusión de libros prohibidos, le llevan a la búsqueda de un anonimato que lo ha convertido con el tiempo en un desconocido.

La exposición y el catálogo electrónico que lo acompaña ponen de relieve que Usoz, además de un sabio, fue un luchador romántico con un alto concepto de las nuevas ideas liberales que tuvieron en la España del XIX un difícil asiento.

No ha quedado imagen suya. Por el contrario, se conserva un excelente retrato de su mujer, María Sandalia del Acebal, pintado por José de Madrazo. Ella fue quien, en tiempos de la Primera República, donó la biblioteca de Usoz a la Biblioteca Nacional. Gracias a ella, la BNE atesora la mejor colección de libros prohibidos de España. También gracias a ella, Marcelino Menéndez y Pelayo pudo escribir la Historia de los Heterodoxos Españoles, una obra profundamente injusta con el legado de Usoz.

La librería secreta de Luis de Usoz (1805-1865). Comisaria: Marta Vizcaíno Ruiz. Sala de las Musas del Museo de la Biblioteca Nacional de España.

Un gran abrazo desde nuestra querida y culta Madrid,

Félix José Hernández.

Deja un comentario