Por: Leticia Urbano, flamencóloga

Escucha su voz en el viento, danza con cada pétalo de flor que éste mueve al azar, baila contigo y sobre ti. Corre hacia el espejo que se eleva en los jardines de Boboli, pues ventanas son tus ojos y, en ellos, encontrarás su mirar.
Fueron las aguas revueltas de Ofelia quienes hoy, ola a ola, gota a gota, acarician tu rosal. No hay lágrima más dulce que la de la fuente de un amor, el cristal ya no se rompe, mamá, naturaleza acaricia el bebé de su vientre con besos de oro sabor. Ecco, cuando arribo a casa… Suena la sonanta.

Según desde qué punto de una estructura estemos situados para contemplar una obra de arte, así podremos ver y descubrir unas cosas u otras. Por ello, es aconsejable moverse alrededor o a diferentes ángulos de la pieza cuando la estamos observando. No es lo mismo admirar en un museo El lavatorio de los pies de Tintoretto desde enfrente, recorriendo con la vista la pintura, que situarse en el lado derecho del cuadro, manteniendo fijamente nuestra pupila en el centro, en la mesa, mientras nos desplazamos en semicírculo hacia el lado izquierdo. Ejerciendo diferente movimiento sobre la misma obra, toda su dimensión cambia por completo. Así lo explica el artista y crítico de arte Eduardo Blázquez Mateos, Doctor en Historia del Arte por la Universidad Autónoma de Madrid. Actualmente es profesor titular de la Universidad Rey Juan Carlos y del Instituto de Danza Alicia Alonso. Docente en los másteres de Artes Escénicas y Comunicación. Especializado también en Pintura de Paisaje e Historia de los Jardines, y Escritor, tiene publicados hasta el momento 27 libros, entre ellos, El sueño de Leonardo-Arcadias en el cine, Cielos de Virginia Woolf-Lágrimas de Dafne… El último de ellos, El cristal de Neptuno-Desnudos de Cuerpos, huellas en Ventanas, agotado pocos meses después de su presentación a finales de abril de 2018. Es un honor pasear de su mano en nuestro trasatlántico a la deriva. He aquí un reflejo de su arte vivo y terapéutico.

LUZ – ¿A dónde vamos? ¿Tenemos conciencia y conocimiento hacia dónde vamos juntos toda esta gente?
EBM – Está claro el desenlace, ante la muerte, contamos con el bálsamo del paraíso.

LUZ – ¿A qué tenemos miedo?
EBM – Miedo a lo desconocido, a la incertidumbre, al dolor, a la pérdida de lo esencial…

LUZ – ¿Está ya todo inventado? ¿Qué es eso del “Non finito”?
EBM – No está todo inventado, aunque pensando en los humanistas del Renacimiento, no hemos avanzado tanto…
El “Non finito” expresa la belleza sublime de la imperfección de la Naturaleza y de los seres humanos. Leonardo y Miguel Ángel lo expresaron muy bien, la obra intencionadamente inacabada te permite ser más libre y desarrollar la imaginación, se trata de viajar, cada uno en su interior, para encontrar conciliación y conflicto entre la armonía y las formas quebradas que se muestran en los paisajes románticos o en las grutas-cuevas de los jardines humanistas. El boceto supera a la obra terminada en su apertura diversificada, en su recorrido desde la subjetividad, desde la abstracción…, nos libera.

LUZ – ¿El amor es la única fuente de creación? ¿Sin amor desaparece todo? Las ilusiones, los sueños, la imaginación… Vivimos en una sociedad de apariencias, que exige ver el enigma desvelado, que ya no le atrae lo misterioso y lo incógnito, un mundo que sólo cree en lo tangible. ¿Dónde queda lo intangible?
EBM – Eros, el amor y el deseo, son el motor de los procesos creativos y amorosos.
La imaginación y las ensoñaciones amplían el itinerario de estos procesos, alimentándose de los cuatro elementos, de la madre naturaleza, de lo femenino; en este marco, lo intangible es un territorio abstracto y místico, una luz a la que podemos llegar por los caminos de la espiritualidad feminizada.

LUZ – ¿Se necesita de un “otro” para vivir/hacer arte?
EBM – La compañía incondicional es vital en todo.

LUZ – ¿Considera que se está perdiendo la fe? La sociedad está aburrida, apagada… En una era en la que se están produciendo cambios debido a la globalización y el mestizaje de culturas, es para que nuestras consciencias estuvieran deseosas y entusiasmadas por lo que está por venir… ¿En qué está fallando el arte actual? ¿Nos estamos olvidando de lo ritual, de lo sagrado? Porque volviendo al tema de la imaginación, todo lo que es entrar en un ambiente intangible, la danza y melodía de las musas, el duende, la inspiración… Se tiende a relacionar con una mente enferma o con los niños. Es un tema que causa risa, que no se toma en cuenta. ¿Es eso lo que falla? ¿Se está cultivando más la imagen que la introspección?
EBM – Resulta complicado concretar, todo cambia con velocidad, lo efímero se impone en la vida y el arte; perdura lo sagrado y se descuidan los referentes mágicos, los maestros y los ancianos se velan para rendir culto a los espejismos y a las figuras de cartón, pero se presenta la revelación de la biblioteca-jardín, escenario para crecer y expandirse.
Se deben buscar refugios para transcender a la brusquedad del siglo XXI, llegarán las mujeres al poder y encontraremos el optimismo perdido, construiremos utopías para sobrevivir.

LUZ – Dicen que estamos en la era de los “millennials”, donde se es y se existe a través de las pantallas. ¿Se pierde? ¿Se gana? ¿El público está preparado para ello? ¿Es importante el lenguaje escenográfico? Es especialista en cine, ¿las nuevas tecnologías le restan esencia/alma al arte?
EBM – La pantalla y la multipantalla son generadoras de riqueza cuando canalizan Verdad e investigación. La ciencia y el arte, las nuevas tecnologías y el legado clásico, unidos, componen un mural esencial, pero no es el único, no podemos olvidar las tradiciones, el folclore, la pureza del primitivismo…
La escenografía y el espacio escénico construyen, a lo largo de toda la historia, la unidad proclamada por Alberti en el siglo XV, una caja espacial que está a todos los acontecimientos de ficción y de realidad, para dar fuerza y vitalidad a los mensajes creativos, los esenciales.

LUZ – ¿Qué piensa un crítico de arte como usted de los desnudos artísticos actuales? Para estar desnudo, ¿hay que quitarse la ropa? Asociamos ser pudorosos con tener poco valor, ¿está de acuerdo?
EBM – El desnudo tiene un recorrido amplio y variado en la historia, necesita un relato visible o invisible, tangible o intangible.
Me inclino por los desnudos armónicos e imperfectos del Renacimiento, me fascina el cuerpo solar de Jesús como Apolo y Hércules, las diosas del amor cercanas a lo terrenal de Venecia resultan actuales, los cuerpos convertidos en libros con signos y poemas de Peter Greenaway unen pasado y vanguardia para activar nuestra mirada, los desnudos de sabios mostrando sus arrugas traducen un paisaje del alma auténtico, un desnudo interior convertido en decorado de intimidad.

LUZ – Es un apasionado de la mitología. Sigmund Freud se dio cuenta que para comprender la psique humana, había que volver a los mitos. ¿Qué esconde la mitología? ¿Podría hacer analogía de algún mito con la actualidad? ¿Recomendaría leer más mitología en lugar de literatura contemporánea, se encontraría más sentido a todo, para no volver a repetir la historia? Llegamos a lo mismo, copiamos, por vaguedad o porque no hay más o, ¿es el patriarcado el que no nos deja evolucionar?
EBM – La mitología contiene todo, con las lecturas de los textos de Ovidio, desde la mitocrítica y el mitoanálisis, se puede explicar el siglo XXI.
Un mito destacado… Casandra. Un reino: Saturno y la Melancolía.
El patriarcado es pura contaminación, castra y bloquea a hombres y mujeres, inmoviliza y paraliza todo, debemos desterrarlo desde la mitología femenina.

LUZ – En sus clases, hace mucho hincapié a las 3 escenas de Vitrubio (tragedia, comedia y sátira), ¿están presentes en nuestra realidad? ¿Un equilibrio de las tres sería ideal? ¿La vida es equilibrio o es límite? Siempre nos andamos midiendo entre la línea de lo apolíneo y lo dionisíaco, pero quien aportó luz (fuego) a los hombres fue Prometeo. ¿Prometeo es el equilibrio? ¿Qué simboliza según su opinión? ¿Cuándo y cómo aparece “Prometeo”?
EBM – Las tres escenas de Vitrubio se ampliaron con Buontalenti, se mezclaron y se proyectaron a los jardines híbridos y nuevas escenas vanguardistas; las escenas, alabando el humanismo pagano, liberador de torturas y gestor de un paisaje nuevo, apuestan por lo experimental y abismal, lo original y emocional concatenan las escenas de Vitruvio-Serlio con las creaciones del Cubismo.
Prometeo está sempiterno en el arte y en la vida, surgirá con gran fuerza en el Romanticismo, se velará su presencia en otros momentos.
De la mano de Prometeo, conocemos el intimismo de la caverna alegórica y nos adentramos así en el paisaje del mito unitario de las paradojas románticas.

LUZ – ¿Por qué cuando queremos volver al origen, vamos a Grecia y Roma? ¿No hay origen en la Península Ibérica? ¿Dónde está el origen del ser humano, el origen de uno mismo?
EBM – El siglo XX arrancó con la vuelta al primitivismo y a la Prehistoria, la vanguardia analiza lo primigenio; desde la mímesis y lo experimental, la vuelta al origen y el eterno retorno conducen las almas ante el precipicio de los secretos y de los enigmas, motores de vida y de creación, una luz dentro y fuera de caverna que, desde un pensamiento místico, crea intimidad dentro de las almas aladas, para definir una cadena de refugios que llevan al vientre materno.

LUZ – ¿Cuál considera la mejor obra de arte?
EBM – LA MEJOR OBRA DE ARTE ES MI MADRE, OBRA MAESTRA DE MI ABUELA.

Nota: Son muchos los que ya acuñan el término “blazquiano”, “blazquiana”, para hablar en ámbitos artísticos. He aquí su procedencia. Si aún les queda duda sobre su definición, consulte El Urinario de Marcel Duchamp.

Deja un comentario