Asegura el NY Times

 

Un nuevo editorial de The New York Times sobre la isla asegura que los críticos de la decisión del presidente Barack Obama de normalizar las relaciones con el régimen de Cuba lo han acusado de abandonar a los disidentes, un grupo marginado que había estado en el centro de la política estadounidense hacia La Habana.

Disidentes, políticos republicanos y las páginas editoriales de The Washington Post y The Wall Street Journal criticaron fuertemente a la Casa Blanca por no invitar a los disidentes, incluyendo a la reconocida periodista independiente Yoani Sánchez, a la ceremonia de izamiento de la bandera en la embajada estadounidense en La Habana el 14 de agosto.

Pero, lejos de sentirse desairada, la señora Yoani Sánchez fue seducida por los acontecimientos de ese día, que ella y algunos disidentes vieron como el presunto punto de inflexión de una época que ha envalentonado y fortalecido a los cubanos que luchan para reformar su Gobierno autocrático.

Esa mañana, Sánchez publicó un ensayo en su sitio de noticias, 14yMedio, con el argumento de que el Gobierno comunista cubano ya no sería supuestamente capaz de culpar a su vecino del norte por sus fracasos.

“Comenzamos un período en el que vamos a tener que hacer un balance de lo que somos y reconocer por qué hemos llegado tan lejos”, escribió.

Después de una cobertura de noticias de una mañana ajetreada, Sánchez fue a una ceremonia en la residencia del jefe de la diplomacia de Estados Unidos en La Habana, donde se izó una segunda bandera. El evento reunió a una muestra representativa de la sociedad de La Habana, personas que rara vez se encuentran cara a cara, como líderes disidentes cubanos y otras con estrechos vínculos con el Gobierno.

“Las gentes se abrazaron y saludaron como si estuvieran en el bautismo de una criatura que tenía un embarazo problemático áspero, y que finalmente ha llegado a la vida”, dijo Sánchez en un correo electrónico. “Han pasado muchos años desde que he sido testigo de un momento así, rodeado de tanta gente feliz”.

El Secretario de Estado John Kerry, quien se reunió con un grupo de disidentes durante 30 minutos, dejó una “profunda impresión” en ellos, dijo la señora Sánchez, escuchando atentamente sus preocupaciones y el intercambio de ideas sobre la manera de ampliar el acceso a internet en la isla.

José Daniel Ferrer, expreso político y líder de la Unión Patriótica de Cuba, el grupo de oposición más grande y más activo en la isla, dijo que se sentía alentado por la reunión con Kerry, a quien describió como realista.

Su discurso fue bueno y claro“, dijo Ferrer, en referencia al caso de la embajada. “Muchos de nosotros estamos agradecidos por sus comentarios, incluyendo que la situación en Cuba mejoraría si tuviéramos una verdadera democracia”.

En los últimos meses, las autoridades comunistas cubanas han seguido hostigando, deteniendo temporalmente y calumniando a líderes disidentes, dijo Ferrer.

La represión ha aumentado, pero no porque la nueva política sea débil y allana el camino para que así sea”, dijo. “La represión ha aumentado debido a que cada día hay más activismo y más coraje y el régimen teme que perderá el control”.

La visita de Kerry a La Habana coincidió con una reunión en Puerto Rico de los grupos disidentes y exiliados que apoyan reformas políticas en Cuba, una reunión sin precedentes durante la cual trataron de reconciliar las diferentes visiones de cómo lograr esas reformas.

Deja un comentario