La sonda espacial Dawn ha logrado mapear por completo la superficie del único planeta enano del sistema solar, incuidas sus misteriosas manchas de luz. Ahora tiene más información para explicar su procedencia, que, sin embargo, aún sigue siendo desconocida.

La sonda especial Dawn lanzada por la NASA para estudiar Ceres, el único planeta enano dentro del Sistema Solar, ha logrado fotografiar las misteriosas luces en su superficie desde la distancia más cercana alcanzada hasta el momento. Ahora, gracias a fotos con mejor resolución tomadas a solo 7.200 kilómetros de distancia, los científicos cuentan con más datos para explicar su procedencia, que hasta ahora sigue siendo un enigma.

Deja un comentario