La Nueva Época

La Habana, Cuba, abril de 2016
La Habana, Cuba, abril de 2016
La Habana, Cuba, abril de 2016.

París, 22 de abril de 2016.

Querida Ofelia:

Al llegar ayer a casa después de dos semanas de vacaciones con mi familia, encontré este interesante artículo de nuestro querido y viejo amigo, el poeta disidente cubano Yndamiro Restano. Te ruego que lo hagas circular allá en nuestra querida san Cristóbal de La Habana.

“El 98% del pueblo de Cuba apoya el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, según las encuestas. Estamos hablando casi de una mayoría absoluta. La Nueva época inaugurada por la Doctrina Obama día a día muestra sus resultados sorprendentes y positivos. Obama ha convertido en unos años a los Estados Unidos en el líder planetario de los Derechos Humanos, de la solución pacífica de los conflictos y de la comprensión y la solidaridad entre las naciones a partir del respeto a sus diferencias.

Vamos hacia un Mundo Nuevo y la célula matriz de la Doctrina Obama es sustituir la fuerza por la inteligencia. En este minuto, nuestro planeta es la casa de nuestra especie y la meta de Obama es convertirlo en nuestro hogar. En estos momentos de cambios en la conciencia universal surgen los líderes. Hoy lo vemos con el Presidente Obama, el Papa Francisco y otras connotadas personalidades universales, que accionan desde la sabia oración de San Francisco. Quien es además el patrón de los animales, a quienes hoy se comienzan a entender y a respetar.

Por supuesto, las fuerzas retrógradas que pretenden que nuestra especie sea la más fuerte físicamente y no la más inteligente hoy se revuelven contra las fuerzas positivas y constructivas del cambio. Pero a los verdaderos líderes, aquellos que realizan los cambios en la política grande nadie los puede engañar. Recordemos a Martí, Washington, Lincoln, Kennedy, Nelson Mandela, a Olof Palmer, y a muchos otros, que han ido alumbrando el camino de la civilización para que nosotros no nos caigamos en el pantano de la opresión, la intransigencia y la glorificación de la violencia.

Pienso sintiendo; luego existo; podría ser la fórmula viva para el amor victorioso. Qué maravilla, el 98% del pueblo cubano quiere el restablecimiento de las relaciones de Cuba y Estados Unidos. El pueblo de Cuba quiere paz, quiere bienestar económico, quiere amigos. Y saben por qué: Pues porque el pueblo cubano es un pueblo heroico que piensa sintiendo; luego existe. El pueblo cubano no habla desde sus medallas sino desde sus cicatrices heroicas, casi divinas. Por eso quiere paz, por eso quiere amor; por eso quiere amigos.” Yndamiro Restano

 Un gran abrazo desde estas lejanas tierras allende los mares,

Félix José Hernández.

 

 

Hispanista revivido.