La pandilla excrementicia

Buenos días Palmaris contentos, alegres e incluso jubilosos.

Hay una buena noticia
que alegra los corazones
y es por los calamochones
que nos saben a delicia.
La pandilla excrementicia
de Pablemos y asociados
se van a poner morados
a yoyas y escupiñajos
y los Palmaris, tan majos,
vamos a verlo encantados.

Salud para los enfermos y buena ventura a los desventurados.

Nada de clima en Valencia.

Sit tibi dies levis.