La policía francesa descubrió hoy 1 kilo de explosivos y armas en un apartamento de la localidad de Saint-Ouen, en la periferia norte de París, según informó el diario “Le Parisien”.

Durante la operación, los agentes hallaron dos paquetes de explosivos de 500 gramos cada uno y se incautaron de detonadores eléctricos y de granadas defensivas, agregó esa cabecera.

Deja un comentario