La última noticia como asociación la recogía la página digital Crónicas de la Inmigración en 2012 cuando celebró su 83 cumpleaños

 

Esta transformación de los locales de la asociación en restaurante no aparece declarada en ninguna parte, y tampoco está muy claro la manera en que las ganancias del centro, bastante caro para un cubano de a pie por cierto, como lo muestra la nota de uno de sus clientes que reproducimos, llegan hasta sus miembros o se destinan para la asistencia de los asturianos en Cuba.

En 2011, Martínez expresó “un saludo muy especial” para Antonio Trevín, delegado del Gobierno español en Asturias, y Agustín Farpón, alcalde del Ayuntamiento de Quirós, y de quienes expresó “su admiración por el trabajo que realizan”, aunque no definió de qué se trataba.

Parece que el  conocido cantante asturiano y empresario en la Isla, Luis Gardey tiene algo que ver en el nuevo rumbo de las instalaciones. Natural de la parroquia de Quintes, está considerado una de las mejores voces masculinas de la década de los sesenta y en la actualidad reside entre España y Cuba. Debutó a los dieciséis años en Radio Gijón y, cuando se quedó huérfano, decidió abandonar sus estudios de medicina en Madrid y dedicarse a la música. Además de ganar numerosos festivales, compuso multitud de canciones y triunfó en América.

Hay que reconocer y destacar que se rescaten los edificios de lás más de 100 sociedades españolas en Cuba, que el castrismo intervino y ocupó en 1960; pero no se puede olvidar que todos esos edificios fueron construidos con el esfuerzo de todos los asociados a través de los años, razón de más para que ellos y sus descendientes también se beneficien de la apertura económica que ha permitido tales transformaciones.

Una valoración de algún comensal en el portal de Tripadvisor, asegura tener descuento en el restaurante por ser asociado a Castropol. No parece suficiente.

En su libro Asturias en Cuba, Bruno Javier Machado, explica que Castropol es una de las únicas asociaciones españolas que posee un local propio. Un edificio adquirido tras la separación de la procatrista Federación de Asociaciones Asturianas de Cuba. ¿Cón dinero de quién?

No se sabe…

 

Deja un comentario