El secretario del Consejo de Defensa del Silala, René Martínez, llamó a las autoridades y empresarios de Chile a reconocer el drenaje de los manantiales

Bolivia rechazó la hipótesis chilena de que las aguas del Silala fluyen de manera natural hacia su territorio y recordó que ese recurso hídrico fue desviado artificialmente desde hace más de 100 años al país vecino.

 

En declaraciones publicadas hoy por el diario La Razón, el secretario del Consejo de Defensa del Silala, René Martínez, llamó a las autoridades y empresarios de Chile a reconocer el drenaje de los manantiales a partir del desnivel geográfico de la zona.

De esta manera Martínez respondió al canciller chileno, Heraldo Muñoz, quien dijo que la ciencia y la geografía están a favor de su país porque ‘el Silala sigue un curso internacional natural’.

Esos manantiales nacen en el departamento boliviano de Potosí y sus aguas fueron conducidas al territorio vecino a través de un sistema de acueductos artificiales.

Diversos estudios estiman que por la frontera pasan 180 litros del vital líquido cada segundo hacia Chile, donde varias ciudades y empresas mineras se abastecen de él, sin retribución alguna al país de origen.

En marzo pasado el presidente Evo Morales anunció su decisión de asumir la defensa de ese recurso hídrico, sin embargo, el gobierno de Santiago se anticipó a presentar una demanda en La Haya bajo el argumento de que se trata de un río de cauce internacional.

‘No hay cauce natural, no hay río internacional, lo que sí hay son nuestros manantiales que están alimentados por bofedales y que han sido drenados, canalizados hace más de 100 años’, insistió Martínez.

Los dos países mantienen también un antiguo diferendo marítimo desde que en 1879 una invasión chilena privó a la nación andino amazónica de su litoral.

El tema fue llevado por La Paz ante la Corte Internacional de Justicia y en 2015 ese tribunal se declaró competente para atender la reivindicación boliviana.

Deja un comentario