Buenos días Palmaris golosos, gulosos e incluso tragaldabas.

Con las sobras del apaño,
después desta melopea,
dos provincias de Corea
comerían todo el año.
No nos llamemos a engaño:
tragamos como los chones,
bebemos como bribones
y ya perderemos peso
al otro año, si eso,
entretanto, albondigones.

Salud para los enfermos y heredad para los desheredados.

Nada de clima en Valencia.

Sit tibi dies levis

Deja un comentario