Un estudio constata que el porcentaje de sitios maliciosos dedicados a la tecnología o la salud es superior al de aquellos de contenidos para adultos

 

(Portaltic/EP).- Un estudio de G Data,multinacional dedicada al desarrollo de soluciones de seguridad informática, ha desmontado dos de los mitos de la seguridad informática más extendidos. El primero de ellos hace referencia a la supuesta relación directa del ‘malware‘ y los sitios que alojan contenido pornográfico. El segundo es ese mantra que repiten muchos usuarios cuando, de una forma u otra, afirman que “no guardan nada importante en sus ordenadores y que si no tienen nada que ocultar, ¿cómo van a ser víctima de un ciberataque?”.

El primero de los mitos, el que hace relaciona el malware con los sitios de contenido pornográfico, cae al confrontarlo con la realidad, según las investigación de la compañía. Los programas maliciosos se alojan en todo tipo de sitios web y con independencia de sus contenidos, aunque precisamente los relacionados con la pornografía no son ni mucho menos los más peligrosos. El estudio demuestra que el porcentaje de sitios maliciosos dedicados a la tecnología y las telecomunicaciones (19,6%) o la salud (10,2%) es superior al de los pornográficos (5%).

En cuanto al segundo mito, G DATA destaca que cada ordenador infectado es valioso de muchas y muy diferentes formas. Por ejemplo, pueden integrarse en redes de bots y ser utilizados como aspersores de spam o participar en ataques DDoS contra otros sistemas. En otros casos, estos equipos pueden ser empleados para minar monedas virtuales tipo Bitcoin. Además, nunca debe subestimarse el valor de la información almacenada en nuestro PC. Muchos de ellos, sobre todo datos personales y contraseñas, pueden venderse fácilmente en los mercados negros de Internet o usarse para chantajear a su propietario.

El último informe de ‘malware’ elaborado por G DATA indica que las amenazas dirigidas a atacar sistemas Windows aumentaron significativamente durante el segundo semestre de 2014. Los expertos registraron 4.150.068 nuevos tipos de ‘malware’, un 125% más en comparación con el primer semestre, dando lugar a casi seis millones de nuevas amenazas durante todo el año (un 77% más que en 2013).

Deja un comentario