Lo prometido es deuda

En 10 meses los catalanes del extranjero podrán votar a través de internet

  • El ambicioso proyecto se desarrollará en seis fases.
  • La consejería no aclara si los catalanes de Cuba también podrán beneficiarse con el programa.

 

La consejera de Governació, Administracions Públiques i Habitatge, Meritxell Borràs, presentó el jueves 21 de julio el Plan de acción para implementar el voto electrónico para los catalanes residentes en el extranjero. El Plan propone el voto íntegramente por Internet, con una tecnología que garantice un proceso de votación “seguro, transparente y secreto”. Para hacerlo efectivo hará falta una ley catalana que lo regule y está previsto que en 10 meses se pueda implementar el sistema.

La titular de Governació recordó que el Plan se ha redactado a partir de un Acuerdo de Gobierno del pasado mes de abril con el objetivo de “evitar que vuelva a pasar lo que pasó en las elecciones del pasado 27 de septiembre”, en las que sólo 14.781 catalanes residentes en el extranjero de los 196.065 censados votaron por las dificultades del sistema. Borràs apuntó que se optó por estudiar la implementación de este procedimiento “para solucionar los problemas y porque es un método que funciona con normalidad en varios lugares del mundo como Suiza, Francia o Noruega”.

Viabilidad técnica y jurídica

Durante la presentación, Borràs aseguró que “el voto electrónico es viable técnicamente y jurídicamente, y que ponerlo en marcha es sólo una cuestión de voluntad política”. La consejera ha reafirmado la “determinación” del Gobierno catalán para desarrollar todo el proceso establecido en el Plan y garantizar el ejercicio del voto de los catalanes en el extranjero. “Garantizar el voto es garantizar la democracia y cuando miles de ciudadanos se quedan sin votar, hay menos democracia”, ha denunciado Borràs.

¿Posible impugnación del gobierno Central?

Catalunya no tiene ley electoral propia por la incapacidad histórica que han demostrado todos los partidos para lograr un acuerdo, por lo que hará el Govern es impulsar una “ley parcial” que solo regule el voto electrónico, y asegura que no renuncia a que algún día pueda haber una ley global catalana.

El Govern impulsa un procedimiento que no está regulado por la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg), pero la consellera se ha mostrado convencida de que no habrá ningún problema de eventuales impugnaciones por parte del Estado a la ley catalana.

“Creemos que no pondrá palos en las ruedas. No se entendería a nivel internacional”, ha explicado la consellera, que argumenta que el Estado no puede oponerse a que Catalunya regule un voto electrónico que ya funciona con normalidad en muchos otros países.

sigue en EE

Hispanista revivido.