"Lo que pasa en España no pasa en ningún país del mundo"

No deberían olvidar que cuando se prescinde de la ley se renuncia a la democracia

 

 

El jefe del Ejecutivo se ha expresado así en el Palacio de la Moncloa, en una comparecencia en la que ha anunciado la decisión del Consejo de Ministros de recurrir ante el Tribunal Constitucional la resolución independentista aprobada por el Parlamento catalán y de pedirle al alto tribunal que suspenda sus efectos y avise a quienes tienen obligación de aplicar lo que el propio decida.

Rajoy ha recalcado que el Estado de Derecho asegura la división de poderes, su sujeción a las leyes y su control por los jueces, así como la protección y tutela de los derechos de los ciudadanos. Esos son, ha dicho, los principios que vulnera una resolución que apuesta por la “arbitrariedad del poder” y pretende “retrotraer a otros tiempos que la España constitucional ha dejado atrás definitivamente”.

Mariano Rajoy dijo que la declaración secesionista llama a la “insumisión” a las instituciones. “Niega el orden constitucional vigente” y pretende “obviar que toda decisión” queda supeditada a la Constitución “sin que existan ámbitos de inmunidad”.

“No es un juicio de valor, es el criterio del máximo órgano consultivo del Estado” , señaló. La esencia de la democracia es “el respeto a la soberanía” de la nación. “Eso es lo que algunos quieren poner en riesgo y el gobierno lo va a defender con firmeza”.

La declaración pretende “vulnerar la Constitución, incumplir su propio estatuto y cuestionar la unidad” de España. Y se apropia de un poder que “sólo al pueblo español le pertenece y no se puede dividir ni fragmentar”.

“Nuestro estado de derecho protege y vincula a todos los ciudadanos” pero los principales responsables de proteger esos derechos son “los poderes públicos y el gobierno”, que están “obligados por la ley”. “Algunos deberían recordar que sin el respeto a la Ley cualquier gobierno pierde su legitimación. No deberían olvidar que cuando se prescinde de la ley se renuncia a la democracia. Quiere acabar con la democracia y quebrar la convivencia. Yo no lo voy a permitir. Cuento con la mayoría de los españoles, los partidos políticos, los agente económicos y sociales y ellos cuenta con mi determinación y mi compromiso”.

Hispanista revivido.