Los dibujos de Charlie Hebdo sobre el terremoto en Italia

Dibujos publicados por Charlie Hebdo.

París, 6 de septiembre de 2016.

Querida Ofelia:

Hemos visto por las cadenas de la televisión y leído en la prensa el drama colectivo que está viviendo el pueblo italiano, después del terrible sismo que ha causado 296 muertes, 16 desaparecidos, la destrucción de varios pueblos y miles de personas han quedado sin hogar.

Pero el célebre semanario satírico galo Charlie Hebdo ha publicado unos dibujos  abyectos, los que han provocado el rechazo e indignación no solo en Italia.

Te envío la carta que me mandó mi hermano desde Italia, país que le dio a él y a su familia la Libertad y la posibilidad de renacer con éxito.

“Ischia, 4 de septiembe de 2016.

Pienso que la indignación no es sólo en Italia, sino en todo aquel que se sienta una persona decente. Es inútil que ciertos medios de la prensa que responden a intereses financieros y políticos muy lejanos de los valores que nos mueven y animan a seguir viviendo y amando la libertad y la democracia, se empeñen en guardar silencio cómplice o a simplemente decir que ya se sabe cómo son los de Charlie Hebdo. Hoy día sabemos que presenciamos muchas veces un desfile de barbaridades, vulgaridades, excesos sin fin, como en una gran competencia para lograr el non plus ultra de la anti natura. Todo se justifica en medio de una relatividad injustificable, todo es normal, todo es permitido. Lo ocurrido esta vez con Charlie Hebdo resulta por lo menos abominable. Es un acto del antiperiodismo, del anti-arte, de la anti-caricatura, es algo que no tiene calificativo. No es fácil imaginar lo que pasa por un cerebro humano aberrado en determinadas circunstancias.

Para quienes compartimos la fe cristiana, son las señales de los tiempos del fin, difíciles de maniobrar. Es un crimen de lesa humanidad, señores “periodistas”, mostrar tanto desprecio por los valores humanos de quienes han sobrevivido al terremoto en este país. Italia llora sus muertos y vosotros os habéis permitido colocar nuestros cadáveres, de niños, ancianos, de este pueblo noble, bondadoso, hospitalario y culto, en la salsa de una lasagna…. No habéis pensado ni por un instante en las lágrimas de los sobrevivientes, en el dolor de quien continúa buscando a sus familiares, aún hoy en día, entre las ruinas. Siento un desprecio que me desgarra el alma por el triste espectáculo que ofrecen estos seudointelectuales, pura gentuza disfrazada de profesionales, que se escuda tras la libertad de expresión que tanto defendemos todos, para dar rienda suelta a un macabro espectáculo. ¡Vergüenza, vergüenza, vergüenza profunda como el océano! Me asalta un gran dolor por la vergüenza que sentirán tantas, tantísimas personas decentes, generosas y solidarias del querido pueblo francés, que nada tienen que ver con semejante afrenta y tantas muestras de amor incondicional ha mostrado junto a sus medios masivos de comunicación en estas tristes circunstancias.

Pasará esta bofetada a nuestros sobrevivientes, aquí hay un pueblo junto a ellos, día a día, continuando la búsqueda triste dentro de los escombros manchados con sangre inocente…. ¡no con salsa de lasaña! »

Querida Ofelia:

Personalmente no me arrepiento de haber manifestado mi solidaridad ante el acto terrorista, que acabó con la vida de 12 personas:  periodistas , caricaturistas, empleados y vigilantes de  Charlie Hebdo, el 7 de enero de 2015. Pero ahora, condeno firmemente esta falta de respeto inadmisible ante las víctimas del sismo en Italia y sus familias.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.