La Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobó nuevas cláusulas que buscan fortalecer las sanciones a Cuba en el proyecto de ley del presupuesto de servicios financieros y gastos generales del Gobierno para el 2017

  • La medida prevé igualmente la prohibición de la importación de bienes confiscados por el Gobierno cubano y de transacciones financieras que involucren a militares cubanos, así como fondos para aprobar la concesión de licencias de marca, nombre comercial o denominación comercial que haya sido confiscada por el Gobierno cubano sin expreso consentimiento de Estados Unidos.

El proyecto de ley fue propuesto el pasado jueves y quedó finalmente aprobado este lunes en la Cámara de Representantes, con varias cláusulas que fortalecen las sanciones a Cuba.

La medida financia una variedad de servicios y agencias gubernamentales, pero según advierte una nota publicada por el sitio oficial Cubadebate “en letra pequeña aparece una serie de prohibiciones, algunas de las cuales tienen que ver con los viajes a Cuba“.

El texto, sometido a votación en la Cámara el pasado jueves después que dos enmiendas para eliminar las restricciones a las exportaciones agrícolas y los viajes a la Isla fueran retiradas por sus patrocinadores, los representantes Rick Crawford y Mark Sanford, incluyó la limitación de ciertos intercambios educativosen los llamados contactos people-to-people (pueblo a pueblo).

La medida prevé igualmente la prohibición de la importación de bienes confiscados por el Gobierno cubano y de transacciones financieras que involucren a militares cubanos, así como fondos para aprobar la concesión de licencias de marca, nombre comercial o denominación comercial que haya sido confiscada por el Gobierno cubano sin expreso consentimiento de Estados Unidos.

Según destaca el diario miamense El Nuevo Herald, tras la aprobación de las claúsulas el congresista republicano por la Florida, Mario Díaz Balart, confirmó el compromiso “con su amigo (Crawford) para sentarse con él, junto a los colegas Ros-Lehtinen y (Carlos) Curbelo para salir con una solución que satisfaga las necesidades de los agricultores… pero que no ponga en peligro nuestra seguridad nacional o apoye al régimen de Castro, su aparato militar o sus servicios de inteligencia”.

Asimismo, Díaz-Balart refutó versiones de que la enmienda de Crawford hubiera tenido suficiente apoyo para ser aprobada y comentó que “una vez más, los grupos aliados a los intereses de la dictadura cubana que hace años están diciendo que no hay apoyo para las sanciones, han sido desenmascarados en el pleno de la Cámara”.

El mes pasado, el Comité de Asignaciones del Senado aprobó una enmienda presentada por los senadores demócratas Patrick Leahy y Jerry Moran, que propone poner fin a las restricciones sobre los viajes a Cuba. La medida fue aprobada en una votación oral sin oposición.

Los senadores Parick Leahy (Demócrata por Vermont)y Jeff Flake (Republicano por Arizona) también presentaron el año pasado el proyecto de ley Libertad para viajar a Cuba, para levantar todas las restricciones a los viajes de los estadounidenses, y cuenta ya con el apoyo de 51 senadores, pero todavía no ha sido votado en el pleno.

Deja un comentario